24 febrero 2017

La justicia es un cachondeo: Montesquieu está de luto

Varios episodios que han ocurrido en los últimos días nos confirman que en la Justicia no es oro todo lo que reluce. Muchos se dedican, desde altas instancias a repetir el mantra más conocido: “La justicia es igual para todos”, mientras que la realidad lo niega, de forma obstinada.

La sentencia blandita e injusta sobre Urdangarín y la Infanta, de la que ya he hablado, han abierto la veda. Pero también hemos visto con estupor cómo en Murcia, y parece que no sólo allí, existen prácticas mafiosas contra algunos fiscales con casos de corrupción. Así lo han confirmado varios de ellos, empezando por Manuel López Bernal, fiscal general de Murcia, quien ha recibido presiones para que no imputara al presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez y  ha visto como a compañeros suyos, que llevaban causas de corrupción, les han seguido, les ha asaltado la casa para obtener información de sus ordenadores, o les han amenazado.

Precisamente --¡oh, casualidad!--, el fiscal López Bernal ha sido sustituido cuando estaba cursando la instrucción del presidente murciano y le había citado como investigado en el caso Auditorio.

Por otro lado se ha sabido que el fiscal general, de acuerdo con el gobierno, ha pactado con la AF (Asociación de Fiscales, la más conservadora) el nombramiento del nuevo fiscal anticorrupción. Curioso que sea el amiguete del ministro de Justicia y del gobierno, y que sea el único de los siete aspirantes que no tenia experiencia en causas de corrupción.

Mientras que el Fiscal General del Estado, cuyo objetivo debería ser la defensa del Estado, que no del gobierno, sea nombrado por el ejecutivo, no será sino un apéndice del ministro de Justicia, y más, si como ocurre ahora, el actual ministro de Justicia, Rafael Catalá desprecia constantemente la separación de poderes, habla y no para, criticando y aconsejando a jueces y fiscales sobre su cometido y tratando de mantenerlos bajo la órbita del gobierno, sin ningún pudor.

Un hecho tras otro demuestra la tesis del cachondeo que es la Justicia. El último es que el tribunal del caso Urdangarín ha decidido que éste no tiene que sufrir prisión preventiva. Y, aunque sea discutible este hecho, lo que es un trato de favor inexplicable al ex duque –a parte de una condena mínima, inferior incluso a la de su socio Diego Torres, a pesar de que tenía una petición de pena mayor--, es que no le hayan aplicado ninguna garantía. Por ejemplo, no le han impuesto fianza, ni le han retirado el pasaporte –cosa que sí que han hecho a Diego Torres--. Es más, puede vivir fuera de España, fuera de la Unión Europea –de hecho, seguirá en Suiza--, y podrá hacer acto de presencia allí, todos los meses, como está prescrito. Lo único que le han impuesto es que comunique si cambia de domicilio o si viaja fuera de la UE, lo que puede hacer de vacaciones también. Vamos que me extraña que no le manden un juez todos los meses a su domicilio en Ginebra para que constate su presencia, sin que tenga el pobre que moverse de su casa. Algo inédito.

Y es que la Justicia es un cachondeo. ¿Cuándo podrán actuar con libertad, jueces y fiscales? ¿Por qué no se cambia la forma de elección de los Tribunales Constitucional, Supremo y CGPJ, así como del Fiscal General del Estado para garantizar su independencia?

Hoy, de nuevo, nuestra democracia se resiente en uno de sus puntos más importantes, la independencia del poder judicial. Montesquieu está de luto. El PP ha vuelto a asesinar a la Justicia.


Salud y República

20 febrero 2017

El rescoldo del franquismo en el Partido Popular

Lo sabíamos y lo constatamos día a día. Por mucho que traten de minimizarlo, sus actuaciones desprenden un rancio hedor de franquismo. Basta leer las noticias que a diario surgen para no tener la menor duda. A los ultrajes y oprobios que este gobierno ha cometido y sigue cometiendo a las víctimas del franquismo, se suman noticias diarias, de las que he elegido tres, que han surgido la semana pasada, que confirman esta tesis.

El gobierno veta una ley sobre víctimas del franquismo
Además de franquistas son cobardes. Ante una proposición de ley de Esquerra Republicana que insta a un apoyo económico y jurídico del gobierno como reparación a las víctimas del franquismo, se niegan a aceptarla por razones económicas, y olvidan que todos los años se aprueban créditos para aumentar los gastos militares de forma extraordinaria. Está claro que la Memoria Histórica es banal comparada con poder aumentar nuestro “poderío militar”.

Se aprueba, con la abstención de C’s y el voto en contra del PP, una investigación contra la Fundación Francisco Franco
Ante una proposición no de ley de En Marea para investigar a la fundación del dictador criminal, el PP vota en contra (C’s, de forma cobarde y para no cabrear a sus jefes peperos, se abstiene). Lo cual significa que están de acuerdo en que exista un colectivo dispuesto a ensalzar al genocida Franco. Mientras en Alemania o en Italia está penalizado defender o ensalzar a Hitler y Mussolini, en España el gobierno lo ampara.

El Presidente del Senado homenajea a un ministro franquista.
Pues sí, al insólito hecho de que el Congreso de los Diputados edite un libro donde se recogen intervenciones de Cruz Martínez Esteruelas, ex ministro de Franco, cuando fue procurador en las Cortes Franquistas, se suma el hecho de que se presentó en el Congreso con el aval del presidente del Senado, Pío García Escudero. Martínez Esteruela participó, entre otras canalladas, en el consejo de ministros donde se firmaron las últimas sentencias de muerte. Este acto que promocionó la ultraderechista Fundación Tomás Moro, fue acogida con entusiasmo por el PP y por García Escudero, otra prueba más de la conexión del PP actual con el franquismo.

Sirvan estos ejemplos como un continuo suma y sigue, que no hace sino confirmar que el PP está dispuesto a mantener esas raíces fascistoides que les imprimió su fundador Manuel Fraga y que, incrustadas en su ADN, son partes de su esencia.

Salud y República

17 febrero 2017

Iñaki y Cristina, una sentencia muy fina

Están la mar de contentos. La sentencia ha dejado libre de culpa a la infanta Cristina, mientras que le ha soltado una pequeña propina a su marido Iñaki. Y los dos tan contentos y tan campantes.

Ha triunfado la doctrina Cristina, la del “no sé, no me consta”. Una doctrina que se ha extendido por los juzgados de nuestra querida España y que muchas otras acusadas utilizan para salvarse. Se trata de una sentencia machista a tutiplén --que una mujer con la carrera de Económicas y con un puestecito de cierto nivel en la Caixa, no supiera ni lo que firmaba, ni si estaba defraudando a Hacienda o si su enriquecimiento era fruto de su sangre azul--, donde ha triunfado la tesis de la mujer florero, firmaba sin saber, sólo por amor. No me dirán que no es romántico.

Lo grave es que con esta sentencia exculpatoria se crea un precedente –la doctrina Infanta-- que los jueces deberán tener en cuenta para no discriminar a otras posibles acusadas que practican la misma práctica del “no sé, no me consta”. Como es el caso, entre otros, de la exministra Ana Mato, esa pobre ciega que no veía tres coches de alto nivel en su garaje y que dice no saber nada de los regalos que recibía.

El caso de Urdangarín ha empezado su camino hacia la nada o la casi nada. Ya verán como será un milagro si al final lo encierran. Para empezar le pedían 19,5 años y le han condenado a 6 años y 3 meses, una rebaja propia de febrero, de final de temporada. Pero lo que parece incomprensible es que a su socio Diego Torres, al que pedían una condena de 16,5 años, le han echado 8 años y 6 meses, o sea más que al cuñadísimo. Algo que huele a chamusquina. 

A todo ellos sumen que lo van a recurrir y que el Supremo hará otra rebajita, y que como el pobre no tiene antecedentes y si entra en prisión será bueno y recibirá beneficios carcelarios, su pena se reducirá aún más, y me temo que no llegue a pasar ni dos años. Por cierto que ya tienen decidido a qué cárcel ir, si se da el caso. Y han elegido una prisión en Badajoz que es la menos conflictiva. No hay nada como poder elegir el hotel, como es propio de seres superiores. Él y los suyos no quieren que lo pase mal, que bastante tiene con que le hayan condenado. ¡Pobrecillo!

Para colmo, en su momento la infanta hizo un ingreso de 450.000 euros como fianza, pues bien, --¡ojo al parche!--, la sentencia dice que tiene que pagar 265.000 euros por responsabilidad civil a título lucrativo, lo que hace que la tengan que devolver 185.000 euros. La broma le ha salido a devolver. Parece mentira pero es verdad.

Luego dicen y seguirán diciendo que la Justicia es igual para todos. Y una leche…! Esta sentencia refleja un trato discriminatorio que hace tambalearse las paredes de nuestro edificio democrático. Los fiscales, como ha demostrado el ministro del interior, y el sistema judicial están amañado cuando se trata de personajes de alto copete.

Y ya saben, si Hacienda les reclama alguna vez, alguna cantidad, basta decir que no sabía, que no le constaba, y si se aplica la doctrina Infanta –me temo que no, si no tiene sangre azul o parecido--, puede que hasta se lo perdonen. ¡Vivimos en un país de Jauja!

Salud y República

16 febrero 2017

PP y PSOE firman juntos en la UE el tratado CETA

Nada nuevo bajo el sol, aunque sea algo que niegan ambos. Sus intereses están unidos y es así, incluso, en la Unión Europea, donde aprueban juntos el acuerdo CETA, el tratado comercial con Canadá. El PP y el PSOE en perfecta comunión. aunque lo nieguen, forman el dúo perfecto del liberalismo económico.

Con la excusa de la liberación de aranceles y sin que se pueda demostrar ninguna virtud económica –a pesar de que sus defensores lo afirmen— este acuerdo tiene desventajas cualitativas graves.  Se está dejando en manos de las multinacionales aspectos serios, como la soberanía democrática de los países, anteponiendo sus intereses a los de sus ciudadanos:

·        Se crea un tribunal (ICS) que tendrá prevalencia sobre los tribunales de los distintos Estados y juzgará las posibles infracciones.

·        Beneficia a las multinacionales y perjudica a los trabajadores, pone el riesgo los derechos laborales y favorece la privatización de servicios públicos. Podrán ser recurridas las normas que según las grandes empresas frenen el comercio.

·        Desmantela estándares de protección del consumidor y del medio ambiente, en beneficios de las empresas que podrán prohibirlos si alegan que perjudica sus intereses.

·        Es un Caballo de Troya para el mercado estadounidense, puesto que unas 46.000 filiales de sus empresas con sede en Canadá podrían beneficiarse de este acuerdo e imponer sus condiciones.

·        Se podrán imponer las normas de protección canadiense, que son más laxas que las europeas, que pueden incluir estándares alimenticios hoy prohibidos en la UE.


Bueno, pues todos estos puntos que benefician claramente a las multinacionales y perjudican a los ciudadanos están incluidos en el acuerdo que acaban de aprobar en el Parlamento Europeo, el PSOE y el PP. Unidos y de la mano, una vez más, para beneficiar a las empresas transnacionales, aunque con ello se debilite la situación del ciudadano europeo.

Otra vez se demuestra que en temas económicos van juntitos. Sin que se corten un pelo. Hacen camino de la mano aunque luego traten de disimular y de enfrentarse en pequeñas disputas. Lo importante queda sellado por ese bipartidismo –no cuento a Ciudadanos que como es natural se ha alineado con el PP, también en este asunto--, que tanto daño ha hecho y pretende seguir haciendo.

Para la aplicación del CETA sólo queda un paso. La ratificación en los parlamentos nacionales. Y veremos cómo cuando llegue este tratado a la Carrera de San Jerónimo, tanto el PSOE como el PP volverán a votar juntos, demostrando una vez más que sus intereses caminan por la vereda de los poderosos.

Sólo la actuación conjunta de todas las otras fuerzas políticas y las movilizaciones ciudadanas pueden hacer parar esta locura que antepone intereses comerciales de las multinacionales y deja en manos de un mercantilismo absoluto a las personas, como consumidores y como ciudadanos. Hay que movilizarse para evitar este atropello del que nos podemos lamentar en un futuro próximo.


Salud y República

14 febrero 2017

MAFO y Segura imputados por la salida a bolsa de Bankia

Después de que el juez instructor se negara en tres ocasiones a imputar a los dirigentes del Banco de España, la Audiencia Nacional ha decidido citar como investigados a varios de sus directivos, entre ellos a Fernández Ordóñez, el que fue Gobernador del Banco de España, y al presidente de la CMNV, Julio Segura, por la salida a bolsa de Bankia.

Era lo normal, habrá que preguntarse por qué el juez instructor no lo hizo antes, puesto que las pruebas son claras y contundentes para que fueran llamados a declarar. Existen varios correos electrónicos de la inspección del Banco de España, donde se afirma que la salida a bolsa de la entidad bancaria es un craso error que puede suponer su rescate por un valor de unos 15.000 millones de euros.

¿Y qué hizo Miguel Ángel Fernández Ordóñez o Julio Segura? No tomar acción ante la alarma de sus propios inspectores y permitir esa salida que protagonizó Rato y que provocó el hundimiento de la empresa. Al no actuar como supervisores de la situación de Bankia, que era su labor, permitieron que el agujero financiero de la entidad fuera mucho mayor.

Se trata de otra ocasión en la que las instituciones, en este caso el Banco de España y la CMNV, están al servicio el poder político, del gobierno. Está claro que la independencia de las instituciones es imposible cuando quienes están al frente deben su cumplimiento a un gobierno que los nombra.

MAFO actuó a favor del gobierno del PSOE, que fue quién le nombró, y provocó que esa huida hacia delante terminara destruyendo la entidad y provocando un rescate público que se podría haber evitado, en gran parte.

Según la inspección del Banco de España, en emails enviados unos días antes de la salida a bolsa, se ponía en cuestión la operación y se advertía de unas consecuencias muy negativas, a las que Fernández Ordóñez y Julio Segura no hicieron ni caso. Entre otras cuestiones en los anunciados correos se decía: “existen indicios múltiples, bastantes y concurrentes de criminalita en esta conducta”. Y ponía cifra al descalabro, hablando de que la pérdida sería de unos 15.000 millones de euros.

Se trató de una cooperación necesaria indecente. Y en vez de prohibir esa salida a bolsa, la autorizaron, a sabiendas de que sus inspectores estaban en contra y de que se alimentaba una huida hacia delante que el gobierno del PSOE les había ordenado, olvidando sus competencia y su obligación para con la gestión pública.

Otra más de un bipartidismo que ha asolado este país y que ha trabajado para las élites, en vez de para los ciudadanos. Tanto el PSOE, que fue quien nombró a MAFO, como el PP, que pretende no cargar a Rato con más corrupción, se han negado en varias ocasiones a crear una comisión de investigación en el Congrego –que Izquierda Unida y UPyD solicitaron-- sobre la gestión de las cajas de ahorro que tanto dinero –61.000 millones— nos ha costado a todos los españoles.

Ahora, vista la situación a la que han llegado con la imputación del exgobernador del Banco de España, el PSOE parece que va a aceptar esta investigación. Veremos, con estupor, como el Partido Socialista echará las culpas a Rato y los peperos tratarán de culpabilizar al gobierno Zapatero y a MAFO, y si no al tiempo. Ellos se lo guisan y ellos se lo comen. Escarceos que no llegarán a ninguna parte y que pagaremos todos. Eso sí, sin apenas coste electoral, para ellos. Hay que acabar con ese bipartidismo, porque su continuo daño ha empobrecido a este país y le ha llenado de corrupción.

Salud y República

11 febrero 2017

Podemos: ¿Y mañana qué?

Hoy empieza un fin de semana crucial para Podemos. Vistalegre puede ser un campo de minas o una reunión que devuelva la ilusión. Desgraciadamente, hoy se ha perdido gran parte de la esperanza que se despertó hace unos meses. Una mala comunicación y unos excesos de personalismo han llevado a este partido a una situación difícil.

Vistalegre puede ser todo y nada. Renovarse y volver a soñar o dormir el sueño de los justos. No se puede volver atrás. Hoy, Unidos Podemos tiene más de cinco millones de personas que han confiado en el futuro, en un cambio efectivo, y eso no se puede tirar por la borda.

No soy de Podemos, pero estoy con Podemos. Con esa ilusión que despertó en la izquierda y con esa nueva situación que ha hecho tambalearse al bipartidismo, tan apartado de los electores y con tantos intereses de sillón.

Podemos ha de ser plural, y junto a Podemos deben ir todos los movimientos que defienden los mismos intereses, hablo de En Marea, Compromis, En Comú Podem, Izquierda Unida, y todas las uniones populares y confluencias que formaron parte de esa ilusión.

No voy a hablar de mis preferencias personales, que las tengo, pero sí de que los compañeros de Podemos han de hacer un esfuerzo y, pase lo que pase este fin de semana, recomenzar el lunes a mantener la ilusión y la esperanza que nació con el 15M.

Todo el mundo es necesario, nadie imprescindible, pero una vez acabada la función, lo importante es cómo se gestionarán, a partir del lunes, los resultados del domingo. Ahí puede estar la clave. Porque, aunque hay diferencias, hay mucho en común que no se puede dejar que se lo trague el sumidero. Sería perder la ocasión que no hemos tenido desde que hay democracia en este país. Por eso apelo a vuestra responsabilidad.

Y por mucho que haya desde otros partidos y desde una parte importante de la prensa, un interés en que Podemos se diluya, debemos remar todos por una izquierda unida, por un movimiento popular de izquierdas capaz de cambiar los parámetros que hoy mantienen los partidos del bipartidismo (no cuento a Ciudadanos, que es el PP bis) deseosos de que nadie se interponga en su camino, para poder seguir con sus privilegios y sus corruptelas. Ese ha de ser el objetivo.

¡Compañeros! Mucha gente espera lo mejor de vosotros, y tenéis que ser conscientes de lo que nos estamos jugando en este momento. Y no olvidaros nunca de que diez millones de ojos, como mínimo, esperan que vuestras desavenencias se diluyan y el trabajo en común pueda hacer que esa ilusión que se despertó hace poco, pueda llegar a buen puerto. En vuestras manos queda. Os deseo lo mejor, y recordad que discutir sí, que hablar de diferencias por supuesto, pero que ha de llegar una síntesis que asegure que el lunes se puede continuar una labor necesaria, imprescindible, para que nuestros deseos, los deseos de una izquierda verdadera y legítima, se puedan hacer realidad. ¡Vosotros, tenéis la palabra! ¡No la jodáis!


Salud y Republica 

08 febrero 2017

Rajoy: monaguillo de Trump

Ayer Rajoy habló con Trump. Como suelo ocurrir con todo lo que hace el ‘gran líder’ español, lo que ha transcendido de su conversación con el abominable hombre americano ha sido poco, pero lo suficiente para sacar conclusiones.

Resulta que, según dice, se ha ofrecido para ser mediador entre Trump y la Unión Europea o la Comunidad latina. ¡Y me da risa! Rajoy de mediador. Para ser mediador hay que ser alguien capaz de --desde una posición neutral--, tratar de hacer fluir la relación entre dos partes con intereses opuestos. Y ahora Rajoy, el hombre que ha estado durante su legislatura con mayoría absoluta, sin mediar ni con su propio partido, quiere decirnos que es capaz de mediar. Creo que se equivoca de palabra, quizá quería ser “medrador”.

Un personaje que se ha arrodillado ante la lideresa europea, Merkel, a la que ha servido como un vasallo, como un correveidile, esperando impaciente sus órdenes, a la que ha ayudado como monaguillo a costa de los ciudadanos españoles.

Un tipo que ha dejado crecer el problema en Catalunya sin mover un dedo y utilizando los estamentos judiciales en vez del dialogo, resulta que ahora quiere ser interlocutor de Trump. Imposible, se parece más a un Aznar ante Bush que a un Kofi Annan. Y es que hasta ahora no ha sido capaz de hacer la minima crítica al presidente americano más contestado de la historia, como han hecho sus colegas de Australia, Canadá, México, Francia o Alemania, entre otros países.

Nos quiere tomar el pelo, lo que quiere es ponerse de su lado, servirle de correa de transmisión de su ideología. En definitiva, tampoco esta tan lejos de los muros de protección contra inmigrantes –recordemos las vallas de cuchillas— o que España ha recibido unos 1000 refugiados cuando se ha comprometido a recibir 17.680.

En fin, debería dejar de tomarnos por tontos. No ha movido un dedo a favor de México, desde que Trump ha despertado a la bestia, y eso que si supiera un poco de historia, debería conocer que hace cerca de ochenta años México fue el país que más españoles refugiados recibió y ayudó, cuando un dictador genocida –del que, por cierto, él no ha renegado— los perseguía a muerte. Claro que él, como siempre: “no sabe, no contesta”.

Lo único que ha sabido hacer es someterse a los poderosos --los bancos, las grandes empresas, los políticos de las grandes potencias-- y servirlos con fervor contra los más necesitados. Y ahora viene a decirnos que quiere ser un interlocutor válido. ¿Habrá quien se lo crea?

Sólo nos faltaba que se pusiera de alfombra de Trump y fuera su fiel escudero como hizo Aznar con Bush. Porque con un tipo tan loco como el presidente yanqui y un monaguillo tan fiel como Rajoy quién sabe dónde podríamos terminar y no quiero acordarme de la foto de las Azores y de Irak.

Salud y República

07 febrero 2017

Rosell de la CEOE y Montoro son unos trileros

Nos engañan como a chinos. La CEOE diciendo que las grandes empresas pagan mucho y Montoro tratando de colocar a la CEOE en el punto de mira cuando ha hecho todo lo posible para que paguen menos impuestos que las pequeñas y medianas empresas, y que los asalariados.

Montoro afirma que las grandes empresas pagan sólo un 7%, que las pequeñas y medianas empresas pagan un 14%, y que un asalariado paga una media de un 25%.  Y se queda tan tranquilo, diciendo que las grandes empresas pagan poco y tienen que contribuir más.

La CEOE saca otras cuentas, en un alarde de ingeniería financiera, mantiene que las empresas grandes pagan el 19% y las pequeñas y medianas el 22,5%.

Y todo esto sin darles vergüenza, ni a Montoro ni a Rosell. Probablemente no la tengan. Aunque fueran ciertos los datos de la CEOE –yo creo que son datos interesados y que los buenos son los del Ministro de Hacienda--, ven normal que paguen mucho menos las grandes empresas que el resto, y aún es mayor la diferencia con los asalariados, los verdaderos paganinis de este sistema injusto.

Montoro sin sonrojo alguno –ya ha demostrado que es un experto en mentir y en mostrar su apoyo a los más poderosos— habla de que las grandes empresas están pagando poco, pero ¿quién se lo está permitiendo? ¿quién, durante una crisis tremenda, ha permitido unas diferencias que son injustificables? Parece que él pasaba por allí y se ha dado cuenta ahora. ¡Basta de tomarnos el pelo!

Ni la CEOE, ni el gobierno popular tienen vergüenza. El gobierno, en concreto Montoro y su jefe Rajoy, han permitido mantener una situación en la que los ingresos de los trabajadores has sido los que han soportado la crisis de este país, mientras que los grandes empresarios se han forrado.

Y Juan Rosell, presidente de la CEOE, tienen una catadura moral que le permite, sin inmutarse, decir que pagan demasiado, cuando pagan mucho menos de lo que paga de media un trabajador. Se ríen de todos, con el consentimiento de sus amigos peperos.

Éste es el país que tenemos. Estos trileros tirándose piedrecitas para disimular sus canalladas, mientras que los ciudadanos siguen pagando el pato y manteniendo a estos parásitos que les están empobreciendo.

Un rescate bancario que costará a los ciudadanos unos miles de millones de euros, una amnistía que ha permitido blanquear dinero ilegal pagando sólo un 3%, unos recortes que han perjudicado nuestro Estado del Bienestar, un olvido voluntario de la solidaridad con nuestros dependientes y con el Tercer Mundo, y una elevación de impuestos que han recaído directamente sobre los trabajadores. Todo esto, y algo más, es la obra del PP, y sus grandes héroes Mariano y Cristóbal, un dúo que da miedo.


Salud y República

05 febrero 2017

El PSdeG sigue al PSOE en su deriva. Caballero homenajea a Rita y en A Coruña vota junto al PP

Mientras Susana viene a hacer populismo a Madrid, López trata de publicitarse con vídeos y numeritos varios, y Sánchez acelera su coche, quien sabe si para estrellarse o llegar antes, el Partido Socialista cada día anda más perdido y derechizado.

Para muestra basta un botón. Galicia parece que se les atraganta. El único municipio importante que tienen, como es Vigo, tiene un alcalde que sigue patrones peperos, mientras que en A Coruña, donde es tercera fuerza, vota junto al PP y en contra del alcalde de En Marea.

Abel Caballero, actual alcalde de Vigo, se levanta todos los días pensando en denostar a sus oponentes de izquierda (En Marea, Podemos, Esquerra Unida) mientras que, en calidad de presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, ha ofrecido un homenaje a Rita Barberá, imputada por el Tribunal Supremo y hoy fallecida. Personaje siniestro que fue denostado por su propio partido. Por cierto, ya antes ha dado muestras de su ideología, recurriendo una sentencia que, bajo la ley de Memoria Histórica, pretendía acabar con la Cruz de Castro –monumento franquista—y que gracias a su recurso y al Tribunal Superior hoy sigue en pie. Y es que el entendimiento de Caballero con la derecha y la Iglesia, desde tiempos alejados –cuando fue ministro de González, periodo por el que pasó desapercibido—, ha sido constante.

El PSOE en A Coruña, dirigido por otra gestora, ha demostrado a quién quiere arrimarse. Y, ante una moción de confianza y la aprobación del presupuesto de En Marea, ha votado junto con el PP (hasta ahora, en otros lugares, trataban de disimular, absteniendo, aunque eso significase la aprobación de las propuestas del PP), lo que ha demostrado que han subido un escalón más en su derechización. ¡Qué tendrán las gestoras socialistas!, que son más de derechas que el grifo del agua fría.

Este partido, hoy en Galicia y en otras partes, está pasando por una etapa errática que le hace ser más un conjunto de reinos de taifas que un partido vertebrado. Cataluña, Euskadi, Madrid y muchos municipios parecen tener vida propia, al margen de Ferraz, y las otras autonomías y municipios siguen el mandato de Susana Díaz, que es la Presidenta de Andalucía-- que todavía ni siquiera ha confirmado su candidatura para el próximo congreso--, o el suyo propio, al margen de la organización

Se trata de un partido con un final difícil de adivinar. En el Congreso, gracias a una gestora y a unos barones entregados, se dedica a mantener al PP, aunque lo hace votando abstención, para disimular, a sabiendas de que eso es suficiente para que las propuestas populares, apoyadas por su marca blanca C’s, se aprueben.

En las autonomías y ayuntamientos su gestión es absolutamente heterogénea. Mientras en unos apoyan a Unidos Podemos o a otras formaciones de izquierda, en otros dejan gobernar al PP, poniéndoselo facilito, en una política contradictoria que le está dejando al albor de las circunstancias concretas, locales y personales de los distintos lugares donde debe dar o quitar apoyos. Una absoluta anarquía que sólo puede responder a una larga agonía y a una posibilidad para ganar tiempo hasta que encuentren el líder que les una y les unifique sus decisiones. Por eso, más difícil es de entender ese retraso en celebrar su congreso, cuando éste le podría dar la estabilidad y la unión que hoy le falta.

Y todo ello con la supervisión de la ‘gerontocracia’ como González, Rubalcaba o Zapatero, que desde fuera parecen estar más dentro del partido que nunca.

Salud y República

03 febrero 2017

¡Qué alegría! Me suben la pensión

No pensé que se atrevieran a tanto, pero son como son y no pueden evitarlo. No sólo nos suben un truño la pensión, sino que además alardean de ello. Perdonen la chulería, pero esto es para mear y no echar gota.

Y es que la insigne devota de la virgen del Rocío, a la sazón, ministra de Trabajo --quién sabe por qué--, nos ha enviado una carta a los pensionistas para recordarnos el esfuerzo que este gobierno hace para subirnos las pensiones el 0,25%, o sea, de media, unos 2,5 euros brutos mensuales.

Todo ello, cuando sabemos que han vaciado la hucha de las pensiones –este año quedará a cero— y que, digan lo que digan, peligra la continuidad a medio plazo de las mismas. Cuando, además, los diputados se han subido el sueldo un 1%, y la inflación de 2017, estará entre el 2 y 3%.

Pues nada, yo como veo que tal cantidad sobrepasa mi presupuesto y me pone en una situación de superávit imparable y no estoy dispuesto a hacerme rico, he decidido, para agradecer lo mucho que está haciendo el PP por los pensionistas, buscar distintos usos y destinos para estos 2,5 euros de aumento, entre los cuales podrían estar:

·        Coger el metro o el autobús hasta final de trayecto y llorar allí por no poder comprar el billete de vuelta.

·        Poder abrir el frigorífico, una vez más al día, para verlo vacío, durante una quincena.

·        Comprarme un par de paquetes de kleenex para llorar de emoción.

·        Poder comprar medio kilo de berenjenas (una y media) para festejar el evento (eso sí, comerlas crudas, que no da para calentarlas).

·        Contar que nos han subido la pensión 2,5 euros, muchas veces, para que parezca que ha sido mucho más.

·        Comprar una vela para agradecérselo a la virgen del Rocio, amiga íntima de la ministra.

·        Cambiado en monedas de un céntimo, ponerme en la puerta del PP y darle un céntimo a los doscientos cincuenta primeros que entren en la sede (repartirlo con los necesitados).

·        Decidle a mis nietos que este año, en un alarde histórico, Papá Mariano y Mamá Fátima les han regalado un mojón de 2,5 euros.

·        Comprarme una armónica de segunda mano y ponerme a tocar en el metro.

·        Mandárselo a las eléctricas, que las pobres lo están pasando muy malito.

·        Enviárselo a Mariano y a Fátima para que se las metan por allí, seguro que les cabe.

·        Devolverlo, por ser culpable de vivir más años y de no saber morirme a tiempo.

En fin, supongo que a ustedes se les ocurrirán muchos más usos de esta ingente cantidad, que como todos sabemos ha hecho desbordar los presupuestos de los pensionistas. Yo todavía no sé cuál será la opción, así es que si me ayudan a elegir, se lo agradecería.

Gracias Mariano, gracias Fátima. Si no fuera por vosotros, ¿qué sería de nosotros?

Salud y República

01 febrero 2017

El PP sigue con su juguete preferido: Las Puertas Giratorias

No lo pueden evitar. Es un vicio. Y ya se sabe, la adicción es algo difícil de superar cuando se ha practicado durante largo tiempo. Ellos siguen a lo suyo. Ahora le ha tocado al exdirector de la Guardia Civil: Arsenio Fernández de Mesa, que, sin tener ninguna experiencia en el campo energético, acaba de ser nombrado consejero de Red Eléctrica, empresa donde el Estado posee el 20% de las acciones.

No se iba a quedar el pobre en la calle, en el paro, con todo lo que ha hecho a favor de su partido. Sería injusto, cuando las puertas giran, giran de verdad. Por eso, su amigo Rajoy le ha colocado, como agradecimiento de estar a su lado. Y qué mejor que pedírselo a su amigo Folgado –a quién él nombró presidente de Red Eléctrica--. Ese es su gran mérito. Ser amigo de Rajoy. Lo demás... Estos son algunos apuntes sobre su ‘magnífica gestión:

·        Para empezar fue ‘cadenero’ en su juventud. Su misión apalear con correa, cadenas y puños de hierro a los rojos de El Ferrol.
·        Más tarde, siendo delegado del gobierno en Galicia, se produjo el desastre del ‘Prestige’ y su gestión fue desastrosa, llegando a dar informaciones como: Probablemente el fuel no toque la costa gallega”; “El destino del fuel en el fondo del mar es convertirse en adoquín” o “Hay una cifra clara y es que la cantidad que se ha vertido no se sabe”.
·        Posteriormente, nombrado director general de la Guardia Civil, negó la utilización de pelotas de goma contra los inmigrantes en Ceuta en un incidente donde murieron quince subsaharianos, algo que tuvo que rectificar, ante claras evidencias, el ministro Fernández Díaz, sin que el susodicho Fernández de Mesa pidiera disculpas.
·        Por último, antes de irse encargo un retrato de su figura, vestido con uniforme de gala del siglo XIX y con medallas y condecoraciones, con el fin de quedar como ‘ejemplo’ de la Benemérita.


Bueno, pues a todos esos méritos, como cabía esperar, su amigo Rajoy, al igual que hizo con Trillo y con Soria –aunque a éste no le pudo colocar por la presión ciudadana— le ha ‘colocao’, que para eso están los amiguetes.

Gracias a este favor, el pobre recibirá 180.000 euros anuales, casi el doble de lo que ganaba como director de la Guardia Civil. Y es que se lo merece. No todo el mundo ha dado hostias a los rojos, ha ofrecido una gestión ‘tan brillante’ en el Prestige y ha pasado a la historia por sus frases antológicas. Y, tampoco cualquiera ordena disparar pelotas de goma contra los ‘peligrosos inmigrantes subsaharianos’, que como se sabe son activos terroristas.

En fin, como se pude observar, méritos suficientes para que Rajoy le echara una mano. Que para eso están los amigos, o acaso hay que recordar los amigos ejemplares de Rajoy: Rato, Bárcenas, Matas, Camps, Fabra, Barberá, Soria, Fernández Díaz, etc. y ahora Fernández de Mesa. Y es que con amigos de este calibre, Rajoy se encuentra en la gloria, en su propia salsa, sólo hay que recordar cómo los ha defendido y ayudado.

Y las puertas giratorias no paran de girar, mientras la factura de la luz sube y sube y sube. ¿Por qué será?

Salud y República

30 enero 2017

Pedro Sánchez vuelve al redil

No se ha rendido. Muchos esperaban que lo hiciera, pero ha aguantado. Quizás se ha montado en el coche un poco tarde. De haberlo hecho antes, es posible que López y los otros traidores no hubieran salido a la palestra.

Ahí está, ensalzando la bandera de la izquierda. Lástima, que prefiriese el pacto con Ciudadanos antes que con Izquierda Unida y Podemos. Pero sigue defendiendo todavía el no a Rajoy, mientras que Patxi y Susana le siguen concediendo oxígeno.

La cosa quedará clara, los traidores, con Patxi López a la cabeza, caerán descabalgados, en medio de una Susana prepotente, apoyada por los grandes divos socialistas, y un Sánchez que mantiene, al menos lo parece, a su lado, a gran parte de la militancia.

La izquierda necesita un partido socialista de izquierdas, un partido que represente la dignidad y no apoye a la derecha. Un partido que piense en aplicar políticas de izquierdas que saquen del abismo a muchos ciudadanos que padecen decisiones de Rajoy y Cía. Hoy, todavía está por ver si Sánchez lo representa, pero está visto que Susana y sus barones lo que quieren es ampliar el 'statu quo' y si es posible volver a su bipartidismo, que tantos resultados positivos les ha generado.

Si Pablo Iglesias se mostró altanero y prepotente cuando se ofreció como vicepresidente hace un año, la respuesta de Sánchez no debería haber sido pactar con Ciudadanos –cada vez más a la derecha y ayudando al PP sin contemplaciones— sino que debería haberse puesto en su sitio y atemperar la arrogancia de Pablo Iglesias para así, llegar a un acuerdo. Todo menos renunciar a un gobierno posible de izquierdas.

Francamente, no estoy muy seguro de que Sánchez, en el caso de salir vencedor en el PSOE, propugne políticas de izquierdas y se alinee con Unidos Podemos. Pero sí que lo estoy de que Susana, o López –ese que fue lendakari y después presidente del Congreso, gracias al PP— no lo harán. Seguirían, en su afán de ganar electores con su política de ‘soplar y sorber’, del sí pero no, de no atajar los problemas de fondo y de plegarse a la derecha con el fin de alcanzar el poder que tanto desean.

Una nueva etapa se abre en el PSOE. Su militancia tendrá que elegir, y es ahí donde Sánchez tiene posibilidades. El apoyo que recibirá Susana será muy importante. No sólo estarán a su lado los barones y algunos traidores como Hernando –que ha caído del caballo como Saulo--, también contará con el apoyo de la mayoría de los medios de comunicación que prefieren que nada cambie –donde Cebrián jugará una baza importante a su favor—, sin olvidarnos de los viejos líderes –encabezados por González-- que ven que se puede ir por la taza del váter aquello por lo que ellos lucharon, el bipartidismo y las ventajas que ello les proporcionó –beneficios que todavía hoy siguen existiendo y que tanto daño han hecho, como las puertas giratorias, entre otros--. Mientras, Sánchez que ya ganó unas primarias, tendrá que ofrecer una alternativa a la izquierda, rompedora con la línea de esa gestora que le ha tratado de fulminar y de direcciones anteriores, capaces de apoyar a Rajoy, a cambio de un plato de lentejas.

Se presenta un año de pronóstico reservado, pero que cada vez necesita más unas políticas de izquierda capaces de revertir el daño que hemos sufrido durante estos años. No sé si Sánchez estará dispuesto si gana las primarias, pero sé que los otros seguro que no lo están.

Salud y República



P.D.: Ciudadanos romperá el pacto con el PSOE en Andalucía si Susana Díaz se va a Madrid. Más claro: agua

24 enero 2017

El PSOE, como siempre, quiere nadar y guardar la ropa

Una vez más, los socialistas demuestran que son maestros en soplar y sorber a la vez, aunque al final lo paguen. Con el real decreto extrajudicial sobre las cláusulas suelo quieren hacer ver que su consenso con el PP puede facilitar la devolución de esas cláusulas, pero luego no la han votado sino que se han abstenido, para hacer ver que ellos no quieren ayudar al PP, aunque les hayan dejado el camino libre. Vamos igual que en el proceso de investidura. Lo facilitan, pero no votan que sí.

Y no me extraña, porque no es oro todo lo que reluce, ya que este acuerdo extrajudicial tiene puntos negativos que, a mi entender, no debería haber consentido el PSOE. Pero, claro, está en épocas de llamar la atención, y bien que la llama. Las asociaciones de consumidores han advertido de que no es un buen acuerdo, que tiene puntos oscuros, y que antes de firmar se debe contactar con algún abogado o alguna asociación para mayor seguridad.

Puntos críticos de este posible acuerdo extrajudicial:
·        Su lentitud. Se tardarán cuatro meses, desde que se dice que se quiere negociar con el banco. Y no es posible ir a los tribunales, si no se está de acuerdo con lo que da el banco, hasta que termine ese plazo.
·        La banca no tiene obligación de informar personalmente a los afectados. Tiene que hacerlo de forma general, en su página web o en las sucursales con carteles. Lo que puede hacer que no todo el mundo se entere y haya afectados que no reclamen.
·        El banco puede negar el acuerdo si entiende que el contrayente conocía lo que firmaba y no se ha actuado de forma opaca. Algo que es subjetivo y que puede crear problemas a los clientes.
·        Se crea una comisión de control y vigilancia del cumplimiento del acuerdo, pero en el decreto ley no se contempla ninguna sanción, en el caso de que haya incumplimiento por parte del banco.
·        El hecho de que en caso de ir a los tribunales, el cliente pueda pagar las costas judiciales puede hacer que muchos clientes se retraigan y acepten lo que ofrece el banco.


Como se puede observar se trata de un acuerdo favorable a los bancos. Bastaba que el decreto ley obligara a ser más rápidos, a informar a todo el mundo personalmente, a pagar a todos los que tienen esa claúsula, a haber previsto sanciones en caso de incumplimientos de los bancos y a obligar a que los bancos pagaran las costas judiciales en todos los casos.

Pero claro, se trata de ayudar a los bancos a sufrir lo menos posible, puesto que son los reyes del mercado. Les hemos regalado más de 60.000 millones de euros en un rescate por su mala gestión, y ahora que gracias a una sentencia se les obliga a devolver dinero cobrado indebidamente, se les facilita que lo hagan en las mejores condiciones posibles.

Y todo eso, no sólo lo hace este gobierno pepero, sino que además le ayuda este PSOE, cada vez más descafeinado y más cerca de las tesis de los poderosos, todo por tratar de mantenerse en pie y volver a luchar por ese bipartidismo que tanto le ha dado en las últimas décadas. Y siempre con su actitud de querer nadar y guardar la ropa, a la vez. Nada nuevo bajo el sol.
Salud y República

22 enero 2017

Y Trump cogió su fusil

Un energúmeno ha sido proclamado presidente de EE.UU. Ésta es la democracia yanqui. ¿Se puede perder una votación cuando se obtienen tres millones de votos más que el contrario? Pues sí, en EE.UU. sí. Ya saben, el ejemplo de democracia por excelencia. Así nos va.

Y no ha sido la primera vez, recordemos que Bush hijo también ganó con menos votos que Al Gore. Lo que demuestra que es un sistema perverso. Al igual que ocurre en España, no todos los votos valen lo mismo, depende de donde se vota.

Así ha ganado este tipejo, homófobo, misógino, xenófobo y dictador. Un tipo cuyo mérito principal es ser multimillonario y un empresario de dudoso éxito. Un individuo que antes de llegar al poder se ha enfrentado con la mayoría de colectivos minoritarios, con los medios de comunicación y con países como China, mientras ha mostrado un acercamiento a su enemigo eterno: Rusia.

No ha engañado a nadie, él siempre ha sido así. Y no cambiará, de ahí su peligro. Cuando mostraba su actitud chulesca dentro de su partido, se decía: cambiará cuando sea candidato. Después cuando ha sido candidato, se comentaba, si gana –nadie lo pensaba--, no podrá hacer lo que dice. Y apenas ganó, continuó con sus formas agresivas y despectivas hacia los demás. Muchos, han seguido diciendo que, una vez que fuera investido presidente, cambiaría. Pues bien, lo primero que ha hecho ha sido firmar para acabar con el Obama-care y hacer desaparecer en la página de la Casa Blanca, los temas prioritarios de gobierno yanqui relativos a: derechos civiles, cambio climático, reducción de violencia por armas e inmigración, entre otros.

Todo esto adornado con unos golpes de pecho y unas llamadas a su dios, con el que dice tener una línea directa que le puede ayudar a llevar a cabo todos los desaguisados y todas las afrentas que ha anunciado. Porque no, Trump, por desgracia, no va a cambiar. Él ha demostrado ser como es y si nadie se lo impide seguirá caminando por ese camino contranatural de chulería y prepotencia que ha anunciado.

Ayer, más de medio millón de personas en Washington convocadas por asociaciones de mujeres, se manifestaron contra el nuevo presidente, mientras que otras decenas de miles lo hicieron en otras ciudades estadounidenses y de otros países.

A este tipo será difícil pararlo, su creencia en que está apoyado por la mano de su dios, y su soberbia desmedida, que le hace creerse superior a todo el mundo, junto a sus ideas retrógradas decimonónicas, sólo se podrá combatir con un enfrentamiento estudiado –eso es lo único que él entiende--, con contestación clara contra sus políticas y actuando unidos contra quien quiere imponer su supuesta superioridad con agresividad y contundencia. Sólo con una respuesta unida donde vea peligro ante sus osadías, se podrá luchar contra sus decisiones. La unión, dentro y fuera de USA es básica ante los ataques que propugna el nuevo presidente. Hay que empezar a buscar contrarios dentro de sus propias filas, los republicanos, para que, en caso necesario, pueda llevarse a cabo un ‘impeachment’.


Es verdad que Hillary representaba el establishment, pero lo de Trump es mucho más grave, porque desde el establishment, del que se ha valido para sus éxitos, quiere actuar contra el propio sistema.

Se trata de la demostración del más puro populismo que con el poder que tiene puede llevarnos a una tercera guerra mundial o a la destrucción global del planeta. ¡Mucho ojo! Seguir pensando que es simplemente un bocazas y que no llevará a cabo lo que ha prometido, puede dejarle el camino expedito para lograr sus desvaríos. Empecemos, desde nuestra pequeña parcela, a demostrarle que el mundo no se rinde, no vaya a ser que lleguemos tarde.

Salud y República 

20 enero 2017

Y se hizo la luz…, a precio de oro

Nos tienen maniatados. Nada se puede hacer. Están jugando a la ruleta, o a la bolsa, que es parecido, con nosotros. No deben entender que es un bien preciado, de primera necesidad, si no, no lo dejarían al albor del mercado. Pero, claro, las eléctricas tienen bula para hacer lo que quieren, que para eso su consejo de administración da trabajo –por cierto, muy bien remunerado— a ‘gente notable’ como presidentes, ex-ministros u otros altos gerifaltes de la administración.

Un bien como la electricidad, o el gas o el agua, no se puede dejar en manos de traficantes de dinero, en manos de negociantes sin escrúpulos. Porque lo lógico es que lo traten para su propio beneficio. Con ciertas cosas nos jugamos la vida.  

Y es que funciona al revés, como si estuviéramos en la bolsa. El precio de la electricidad sube cuando hay más demanda. Como si se tratara de percebes. Porque, ¿cuándo hay más demanda?: cuando hay más necesidad. Cuanto más frío hace se necesita más energía para combatirlo. Y es entonces cuando sube el precio. Por ejemplo, ahora, con una ola de frío. ¡Perfecto!, para las eléctricas.


Este es el sistema que el tal Soria –recuerdan a ese individuo, con acciones en una empresa en Panamá, que fue un absoluto inútil como ministro-- impuso. Con él empezamos a sufrir subidas incontroladas de la luz y el gas, y vamos a más.

No sólo no hay quién entienda el recibo de la luz, que tiene más conceptos extraños que un diccionario de chino. Además es que, al igual que ocurre con otras energías, como el gas o la gasolina, la manejan las grandes empresas como quieren, a su favor.

Lamentablemente, es lo que pasa con los oligopolios, las eléctricas se ponen de acuerdo para fijar precios y se olvidan de eso que ellos dicen tener en un altar: la libre competencia. Ellos, que dicen bendecirla, la prostituyen con acuerdos de precios, con ayuda de un gobierno que no hace nada por evitarlo y al que le importa poco lo que les ocurra a los ciudadanos, ya saben su lema: ¡Ande yo caliente, ríase la gente!

El mercado es su dios y lo manipulan a su antojo, si hay gente que padece pobreza energética, es su problema. Ellos están para ganar dinero. Si una pobre vieja en Reus, muere abrasada por encender una vela a falta de electricidad, cortada por Fenosa, les da igual, de algo hay que morir.

Esas eléctricas que un día fueron empresas públicas que obtenían beneficios y se privatizaron por tres duros, sin imponer condiciones que pudieran beneficiar a los usuarios, hoy obtienen ingentes beneficios y mercadean con la luz como si vendieran artículos de lujo. Todo con el beneplácito del gobierno que las cuida, no las controla y permite que exista la pobreza energética mientras se forran. Y ellas con desparpajo contestan que no son una ONG.

La subida del precio de la luz, que está cerca del 40% y parece ir a más, no es sino una prueba de que este gobierno, sin olvidarnos de los anteriores, están al servicio de este poderoso lobby, al que les permite aplicar tarifas opacas e inexplicables. Con el fin de evitarlo habría que crear una gran empresa de energía pública, nacionalizando este sector estratégico.

Hoy, varios diputados de Izquierda Unida, entre ellos Alberto Garzón, han presentado una denuncia ante el fiscal por aplicación de un precio ilegal. Y el gobierno, en plan Rajoy, mutis por el foro, como siempre.

Salud y República

18 enero 2017

Patxi López, el hombre que trepaba demasiado

Y es que le da igual, ocho que ochenta, el caso es conseguir poder o ayudar a colocarse si lo consiguen otros (Susana Díaz). Está jugando como siempre lo ha hecho, a trepar.

Ya consiguió ser lendakari y presidente de un Congreso a costa del Partido Popular, lo que no le ha importado un pimiento. Pero va más lejos, tampoco le ha importado traicionar a Pedro Sánchez y debilitar su posibilidad de presentarse. Recordemos que Patxi se alineó con Sánchez hasta que tuvo que votar para que Rajoy fuera presidente, ahí se abstuvo y no mantuvo su ‘no es no’, que era su lema. Tres actuaciones a favor del PP. Suma y sigue.

Y ahora resulta que juega a presentarse candidato para el próximo congreso del PSOE, lo que debilita la posible candidatura de Pedro Sánchez, dividiéndola, y facilita que Susana Díaz se pueda hacer con los mandos del partido. Recordemos que Susana Díaz y Felipe González fueron los que provocaron la caída de Sánchez, forzando una gestora que dominan los barones. Así es que, la cosa está clara. López ha jugado por cuarta vez a favor del PP, puesto que Susana Díaz es la candidata preferida por los peperos, la que les ha permitido gobernar esta legislatura.

No descansa, el caso es trepar. Él sabe que no puede ganar, pero ya verán, al tiempo, como saca partido de esta traición. Una de dos, o abandona antes de llegar a competir con Susana, o se queda para perder de forma aplastante. Eso sí, en ambos casos la lideresa andaluza le premiará por sus méritos y el PP se lo agradecerá.

Y es que este PSOE, tiene tres tendencias, los que siguen al ‘iluminao’, Pedro Sánchez –político que vio la luz cuando ya era demasiado tarde--, ‘los traidores’, aquellos que dijeron no y estaban con Sánchez, luego se abstuvieron y ahora se pasan a apoyar a Patxi López, y ‘los entregaos’, que son los barones y su gestora, capaces de votar al PP y a Mariano, con tal de mantener el bipartidismo que tanto poder les ha dado durante las últimas décadas.

Entre iluminaos, traidores y entregaos anda el juego del PSOE. Y como siempre con Patxi López de caballo de Troya, jugando a trepar con aparente inocencia, y traicionando a los que antes defendía, para terminar, como siempre, contentando al PP. Lo que se dice un verdadero comodín pepero.

Salud y República

16 enero 2017

El rey Felipe insiste en cambiar sangre por dólares en Arabia Saudí

A pesar del silencio o la autocrítica que muchos medios han practicado, nos hemos enterado de que Felipe VI ha viajado, por segunda vez, a Arabia Saudí. Un país maravilloso donde las adúlteras, los homosexuales y los disidentes son objetivos prioritarios de pena de muerte.

¿Qué importan los DD.HH.?, lo importante es la economía, los negocios. La sangre está devaluada según estos dignatarios déspotas, salvo que sea azul. Y no importan las muertes ni la falta de humanidad cuando se trata de hacer negocios. ¡Menos remilgos y más dólares! Se trata de vender cinco corbetas por valor de 2000 millones de dólares, aunque éstas sirvan para la guerra contra Yemen.

Que Arabia Saudí ha bombardeado blancos civiles, como escuelas, hoteles, clínicas u hospitales en Yemen, es un hecho. En total según la ONU, más de 1200 muertes están cargadas en sus espaldas, este último año. Que armas de Arabia Saudí, vendidas por España, han acabado en manos del Estado Islámico, es otro hecho. Que este país árabe ha utilizado bombas de racimos, estando prohibidas por la Comunidad Internacional, también es incontestable. Como lo es, que en los últimos tres años, 350 personas han sufrido la pena de muerte, por motivos ‘tan indignos’ como la homosexualidad, el adulterio, o la “crítica o manifestación subversiva” contra el gobierno.

Está claro que aquí vale todo. Y Felipe VI, tan amigo de la familia saudí como lo fue su padre --quién llamaba al rey saudí, hermano--, sigue haciendo negocios con este país terrorista, y poco importa si lo está haciendo con sangre yemení o siria, si la recompensa es obtener 2000 millones de dólares.

Como premio por su pleitesía a la monarquía saudí, a Felipe VI le han otorgado la más alta condecoración de Arabia Saudí. Lo que seguramente le hará sentirse orgulloso y olvidar esas ‘menudencias criminales’ de este país terrorista y dictatorial.

Poco parecen importarle –mejor dicho nada— al Borbón. los Derechos Humanos, y es comprensible sabiendo que ha heredado un trono que fue marcado con el dedazo de un dictador genocida, y que parece impasible ante el hecho de que todavía muchos cadáveres españoles sigan enterrados en las cunetas, sin que mueva un dedo para remediarlo.

El PP está encantado, al PSOE le gusta este rey joven, Ciudadanos cree en su preparación como antesala de su buena gestión. Y es que no hay más cera que la que arde. Sólo Unidos Podemos y otros grupos nacionalistas minoritarios son críticos ante la Monarquía, eso sí, muchos son los que sacan la bandera republicana pero sólo para las fiestas íntimas, y aguantan día a día este bochorno real que nos acogota desde hace cuarenta años.

Salud y República

14 enero 2017

La Iglesia Católica en España es un parásito social opaco

Es curioso ver cómo presumen de caridad y cada vez se asientan más en la riqueza, a medida que su influencia social baja y sin embargo su influencia política se mantiene, gracias a nuestros gobernantes del bipartidismo.

Para ver la riqueza de la Iglesia basta observar como ha aumentado su patrimonio, gracias a las inmatriculaciones –apropiación de inmuebles, fincas y otras propiedades que no están registradas— que les ha permitido la ley –ley del siglo pasado, actualizada por Aznar en 1998— hasta que el TEDH (Tribunal Europeo de Derechos Humanos) ha dicho basta y ha considerado ilegal tal latrocinio. Más de 5.000 propiedades en los últimos años han pasado a ser propiedad de la Iglesia.

Esta institución que recibe, ni más ni menos, que 11.000 millones de euros de dinero público –entre lo que recibe y lo que no paga, por estar exenta de acuerdo al concordato firmado en 1979--, resulta que no tiene que dar ninguna explicación sobre sus cuentas. Todo ellos gracias a que el mismo Tribunal de Cuentas ha votado (con el apoyo de los siete consejeros del PP y en contra de los del PSOE y de Unidos Podemos) a favor de que no se expongan ni controlen públicamente los gastos de la Iglesia. De esta forma, esta institución se convierte en la única que, recibiendo importantes fondos públicos, no debe someterlos al Tribunal de Cuentas.

Se trata de un tic nacional-católico que los consejeros peperos de ese Tribunal han heredado y les mantienen unidos a tiempos franquistas de lamentable memoria.

A pesar de que sus seguidores cada vez son menos (los bautizos, bodas y entierros católicos son menos cada año), a pesar de que los seminarios cada vez están más vacíos y que los templos no se llenan como en otros tiempos, ellos siguen inasequibles al desaliento, y pretenden –eso sí con la aquiescencia de los gobiernos, tanto del PSOE, que les subió el porcentaje del IRPF del 0,5 al 0,7, como del PP, con quién parece formar un único cuerpo social.--, mantener esos beneficios sustanciosos que tienen como institución.

Y es que, a pesar de que en 1979, con la última actualización de los Concordatos con la Santa Sede, se hablaba de situación provisional hasta conseguir la autofinanciación, los popes de esta secta católica se han instalado en el más puro parasitismo social, dependiendo de subvenciones e ingresos del Estado, mientras que mantienen, social y políticamente, una convicciones antiestatales, próximas al conservadurismo liberal. Una contradicción que mantienen por intereses espurios.

Como ejemplos claros, por citar alguno llamativo, podemos hablar de que gracias a la inmatriculación de la Mezquita de Córdoba –efectuada en 2006, por 30 euros--, ésta ha pasado a ser propiedad de la Iglesia Católica. O, también, cómo la exención del IBI, llega no sólo a los templos, sino a las casas de religiosos o a otras propiedades que no son templos. Así, dos aparcamientos de su propiedad, uno en Valencia y otro en Lugo, no pagan IBI, lo que provoca una competencia desleal consentida. Y, otro claro ejemplo, es la que la mansión palaciega donde vive el antiguo presidente de la Conferencia Episcopal, Rouco Varela, valorada en 1,5 millones de euros, no paga IBI.

Para colmo, la más importante ONG de la Iglesia, Cáritas, sólo obtiene de ésta el 5% de su presupuesto, a pesar de que la Iglesia presume de mantener obras de caridad, cuando lo que trata es de consolidar una ideología religiosa que consiste en mantener poder terrenal --con dinero público--, aunque finjan su interés por “la salvación del alma y la vida eterna”.

Y todo ello sin rendir cuentas. Está claro que no sólo los dogmas religiosos son oscuros, también la contabilidad católica adolece de total transparencia. Y es que la opacidad es parte de su reino.

Salud y República Laica