28 junio 2017

El rey y el gobierno siguen sin reconocer a los auténticos héroes de nuestra democracia

¡Qué tristeza! ¡Otra oportunidad perdida! Hoy en un acto solemne se celebraba, en el Congreso de los Diputados, un homenaje a las primeras elecciones democráticas de 1977. Y, sin embargo, ni el rey Felipe ni la presidenta del Congreso han citado a quienes, jugándose la vida –algunos la perdieron y otros fueron represaliados salvajemente—, lucharon contra la dictadura franquista.

En el Congreso han estado los diputados de las primeras elecciones. El acto ha sido presidido por el rey Felipe VI, quién se ha limitado a denominar al franquismo como dictadura que condujo a una inmensa tragedia. Su padre nunca lo condenó, es más, fue nombrado rey por el mismo Franco, al que Juan Carlos I tenía devoción.

Poco le hubiera costado al rey haber nombrado a las víctimas del franquismo que fueron, en definitiva, los verdaderos impulsores del cambio de régimen, jugándose su vida en el envite. Bastaba una simple frase. Pero no, en el discurso real ha parecido que en 1977 la democracia surgió por sorpresa y se puso en marcha gracias a unos hombres y mujeres que estaban en el Parlamento. Lo cual, es injusto y parcialmente falso. En primer lugar por el olvido que he anunciado, pero además porque muchos, de los que allí estaban, jugaban a la democracia con el fin de salir airosos de tiempos oscuros donde ellos habían participado, directa o indirectamente, en las tropelías de la dictadura.

Hoy todos los congresistas de 1977 han sido condecorados. Todos. Incluso aquellos que jugaron a pasarse al bando democrático mientras cometían delitos propios de la continuación del franquismo. Recordemos un claro ejemplo, en 1976, con motivo de una huelga fueron asesinados en una iglesia de Vitoria cinco trabajadores y los disparos de la policía causaron 150 heridos. Pues bien, el responsable político de esa masacre, Rodolfo Martín Villa, hoy ha sido homenajeado y condecorado por ser diputado en 1977. Mientras, sus víctimas y todos los que han representado el verdadero motor de la transición, muchos de ellos víctimas del franquismo, no han sido siquiera mencionados.

Martín Villa fue un personaje político con claras connivencias con el franquismo, de donde venía, lo que confirma su actuación en los sucesos de Vitoria, el más grave protagonizado por la policía después de la muerte del dictador. Pero no sólo eso, fue capaz de condecorar a Billy el Niño, el policía más torturador de los últimos años del franquismo, a sabiendas de que fueron muchos los hombres y mujeres que pasaron por sus salvajes manos en la antigua Dirección General de Seguridad.

Martín Villa ha sido reclamado por la jueza argentina María Servini por considerarle responsable de la represión de Vitoria, quien le imputa el delito de crimen de lesa humanidad, en aras del principio de jurisdicción universal. Naturalmente, el gobierno español, cómplice del exministro ha negado la extradición que ha pedido la jueza.

Ésta es también parte de nuestra historia. La que muchos todavía quieren ocultar. Ignoran a los verdaderos héroes y glorifican a criminales reclamados por la Justicia Universal. Esta es la democracia que todavía hoy defiende a energúmenos como Billy el Niño o al propio exministro.

No es posible pasar página, mientras que sucedan estos olvidos voluntarios que cercenan nuestra historia de forma interesada. Los verdaderos artífices de que hoy no seamos una dictadura fueron aquellos que lucharon contra Franco, aunque en ellos a muchos les fue la vida y otros quedaron marcados para siempre.

Nuestra democracia seguirá coja sin VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN PARA LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO FRANQUISTA

Salud y República

24 junio 2017

La Sanidad que el PP nos está dejando

Y eso que dicen que la crisis ya ha pasado. Que estamos al final del túnel. ¡Menos mal! Porque si la Sanidad está como está, habría que imaginar cómo estaría si este país no hubiera superado la crisis y no creciera casi un 3% su PIB.

Los datos cantan. Por mucho que se empeñen en repetir que el crecimiento es un récord, que hemos superado la crisis, que el paro sigue disminuyendo, la verdad es que, la desigualdad sigue aumentado –Cáritas (que no me parece una ONG sospechosa ni muy crítica con el gobierno) acaba de decir que se está empobreciendo la pobreza--, y también se está debilitando nuestra Sanidad.

Cada vez más, nuestra Sanidad demuestra síntomas de debilidad alarmante. Era, sin duda, hasta hace seis años, nuestro gran activo del Estado del Bienestar. Hoy, la situación se depaupera por momentos. Basta seguir los datos oficiales que nos llegan.

A pesar de esa recuperación que tanto recuerdan los peperos, nos encontramos con situaciones muy alarmantes. Por ejemplo, las citas para el médico de familia hoy dan como media una espera entre siete y diez días. Ya me dirán cómo se atajan las enfermedades básicas, si cuando nos llega el turno ya están curadas o, si se agravan, teniendo que acudir a Urgencias.


El tiempo medio de espera para los médicos especialistas también se han alargado. Ha pasado de 58 a 72 días de 2015 a 2016. Y las listas de espera quirúrgicas han pasado de 86 a 115 días en un año. Estamos en caída picada, sin que parezca que el ejecutivo pepero demuestre ningún interés por cambiar la tendencia. Es más, parece evidente que su desprecio por la Sanidad Pública es complementario de su favoritismo hacia la Sanidad Privada, puesto que parece que la única solución que tienen en mente es que los enfermos de las listas de espera saturadas, si cuentan con medios, se pasen a clínicas privadas. Ese parece ser el remedio que tienen para hacer disminuir esas listas que empeoran cada día.

Y es que claro, hoy tenemos 9.500 trabajadores menos en la Sanidad, y sin visos de que cambie. Las inversiones van –ya verán como dirán que es demagogia--, por ejemplo, para el presupuesto de Defensa que aumenta este año un 30% con el fin de colmar de felicidad a la Sra. Cospedal.

Mientras, la ministra del Sanidad, Dolors Montserrat, de la que sólo conocemos algunas declaraciones lamentables, pasa desapercibida y perdida entre las miserias y los recortes que siguen en su departamento. Eso sí, aguantando el chaparrón y defendiendo lo indefendible. Y es que los datos son tan claros que sólo les queda la mentira y la manipulación para tapar su lamentable gestión que está empeorando nuestra Sanidad Pública a marchas forzadas. 

Por cierto, la empresa sanitaria de la familia de la ministra ha aumentado su deuda con Hacienda un 87%, otra prueba más de cómo se apoyan las empresas privadas sanitarias mientras que los medios humanos y económicos disminuyen en la Sanidad Pública. Y que no echen la culpa a las CC.AA., porque las exigencias del déficit las están obligando a estos recortes inmisericordes.

¿Cuándo pensarán algunos que es el momento idóneo para echar al PP del gobierno? No esperemos mucho, no vaya a ser que no lleguemos, y nos quedemos anclados en una de esas listas de espera que tanto gustan al PP.

Salud y República

18 junio 2017

El PP quiere bloquear las ayudas a Grecia

Así de claro lo ha dicho el ministro De Guindos. La cuestión es sencilla, hay tres hombres de negro –ya saben, esos enviados de la Troika para presionar y amedrantar a las economías más débiles— que hicieron un informe en Grecia en 2012, que provocó pérdidas millonarias y aceleró la recesión económica del país. Algo que en Grecia es considerado un delito, por ellos están en proceso judicial y pueden ser condenados a prisión.

Uno de los tres hombres de negro es español y nuestro querido ministro, con esa excusa, ha afirmado que de no ser puesto en libertad, bloquearía la ayuda de 8.500 millones ya autorizados y que sirven para evitar la quiebra del país heleno.

Nos quiere hacer creer que el PP está muy interesado en este caso porque uno de estos personajes es español, pero no, no nos chupamos un dedo. La cuestión es mucho más directa. De Guindos y el gobierno español lo que quieren es salvar a los hombres de negro y dotarlos de inmunidad.

Parece coherente, porque si escudriñamos el currículo de De Guindos es lógico que pretenda ayudar a uno de los suyos. Y no lo digo porque sea español, sino por ser hombre de negro. Él era el director de Lehman Brothers para España y Portugal cuando quebró esta financiera y colaboró en acelerar la crisis económica que nos ha asolado desde 2008. Él es un auténtico hombre de negro, de ahí su interés en salvar a uno de los suyos, aunque haya contribuido con un informe –según fuentes judiciales griegas, hecho con mala fe— a que Grecia haya empeorado su situación económica notablemente.

Y es que, ¿alguien se imagina quién podría superar en esa labor a personajes como De Guindos, Montoro o el mismo Rajoy? ¿Acaso alguien piensa que puede haber gente más sumisa con la Troika y las posiciones más duras de Merkel?

Les importa un pito lo que pase en Grecia, si quiebra mirarán a otro lado y tratarán de llevarse sus despojos, pero lo que quieren, a cambio de que se les otorgue los 8.500 millones de euros aprobados, es defender a los hombres de negro. Ellos son hombres de negro, de ahí su interés y que no nos vengan con la excusa de que es español. ¿Cuántos españoles hay en el mundo juzgados por distintos Estados a los que haya ayudado este gobierno? Ellos presionan para salvar a uno de los suyos, aunque el delito que han cometido haya incrementado la debilidad económica de los griegos.

No hay más que recordar cómo nos han recortado servicios esenciales durante toda la crisis, y todo bajo mandato de la Troika que es quien verdaderamente ha impuesto sus políticas de miseria y desigualdad en Grecia, Portugal y España. Y ellos, Rajoy, Montoro y De Guindos no han sido sino simples monaguillos de esa política que tanto daño nos ha hecho y que ha tenido consecuencias irreversibles.

El hecho de que en países críticos como Grecia y Portugal no gobierne la derecha, afín a la Troika, hace que Rajoy y sus muchachos no hagan sino poner piedras en el camino de la posible recuperación de estos países. Nosotros no tenemos ese problema. En nuestra España querida reinan los hombres de negro, quienes nos han inyectado y nos siguen inyectando, directamente en vena, las directrices de la institución más cruel y descarnada de los últimos años: La Troika

Salud y República

16 junio 2017

Fútbol: el monstruo que todo lo puede

Parece mentira pero el fútbol profesional, algo que debería ser un deporte y un espectáculo, es un monstruo que se traga todo: la ética, la estética, la solidaridad, la serenidad y hasta los actos delictivos.

Desde reacciones que algunos forofos tienen a favor de su equipo (también ocurre en partidos infantiles) y deciden convertirse en animales salvajes y generar una violencia inusitada, hasta actuaciones inclasificables de solidaridad con sus ídolos, aunque estos sean unos delincuentes.

Recuerdo cómo vitoreaban desde la grada, un montón de seguidores, a un jugador bético y llamaban puta a su pareja, por el hecho de que le había denunciado por violencia de género. Importaba un pito que fuera o no culpable, él (Rubén Castro) era el ídolo y como tal se ve que podía cometer cualquier acto, aunque fuera violento, con su pareja. Por cierto, fue defendido por su club y su entrenador.

Y qué decir de los casos descubiertos de fraude fiscal, donde Neymar, Messi o Ronaldo, por nominar a los más conocidos, han dejado de pagar millones a Hacienda y vemos cómo sus clubes les defienden y sus seguidores les perdonan. Algo insólito. Hablamos de decenas de millones de euros y parece que estos famosísimos tienen bula y pueden hacer lo que quieran con el apoyo de su gente. Lo que no se permite a nadie que no sea una estrella del deporte rey.

Todos estos delincuentes fiscales son personajes que deberían ser un ejemplo para jóvenes y demás personal y, sin embargo, a pesar de ganar millones de euros cada año, tratan de comportarse a su antojo, esconder sus grandes fortunas y no pagar lo que deben, como hacemos todos los demás.

Claro que siendo ellos los que presuntamente delinquen, las actitudes de sus clubes y de sus seguidores son lamentables, y dicen mucho de cómo las pasiones desatadas en el fútbol, ese forofismo tan extendido, son un ejemplo de una insolidaridad y de sectarismo desatado.

Señores defensores de estos presuntos delincuentes –algunos ya no son presuntos y han sido condenados--, somos muchos los que, nos guste o no el fútbol, no estamos dispuestos a apoyar su violencia o sus actos fraudulentos. Ya está bien, no sólo se les considera unos ‘niños bonitos intocables’ sino que además tenemos que apoyarles o reírles sus gracias, aunque éstas sean graves. Por ejemplo, cometer violencia de género, violencia con el árbitro, delitos fiscales. ¡Basta! Estos tipos son delincuentes y como tales deben ser tratados, y la solidaridad con ellos debería estar penada (qué vergüenza ver a los clubes defendiéndoles, en vez de castigarles por manchar su nombre).

Esta pasión desmedida y canalla que desata el fútbol hay que controlarla. De no ser así, los partidos de fútbol, los campos y sus inmediaciones pueden terminar por ser campos de batalla donde la violencia campe por sus lares y el fútbol no sea sino la excusa.

Salud y República

11 junio 2017

Un banco, un euro

Quién lo iba a decir. ¿Qué es lo que se puede encontrar en el mercado por un euro? Difícil lo tenemos hasta en un Chino. Sin embargo, ahí lo tienen ustedes, un banco como el Popular, con decenas de miles de clientes, miles de empleados y dirigentes jubilados con pensiones escandalosas le ha costado al Santander un euro. ¿Hay quién dé más?

Se ha producido el crack del Banco Popular y lo que antes valía en bolsa miles de millones de euros ha quedado, en un plis-plas, a precio de Chino barato. Un euro.

Estas cuestiones son difíciles de entender. El Popular se ha venido abajo con los problemas que ello conlleva. Dicen –yo no estoy seguro— que no costará un euro al erario público. El Ministro De Guindos –recordemos que también lo dijo con la crisis de 2012, y nos ha costado más de 60.000 millones de euros— ha sido claro. No hay coste público.

Al final, el Santander se ha hecho con un banco que, si bien tiene deudas, aporta miles de clientes y aumenta su expansión territorial, sobre todo en Cataluña. Seguro que es un buen negocio, soportará sus deudas para que en poco tiempo se conviertan en beneficios. Ya lo verán.

Pero, ¿aquí quién pierde? Para empezar los accionistas, unos 300.000, cuyas acciones se han quedado sin valor y como simple souvenir de un tiempo pasado. Francamente, me importan poco los grandes accionistas, pero sin embargo sí que ha sido un palo para los pequeños accionistas que han invertido, engañados por los balances y comunicados del propio banco, por los intermediarios institucionales encargados de vigilar la gestión bancaria, como el Banco Central y la CNMV, que no han cumplido con su misión de supervisión, por la auditora PWC que ha endulzado los datos, por el gobierno que ha comentado que el sistema bancario no tiene ya problemas.

Y lo que es más grave, los empleados. O es que hay alguien que pueda creer que el Santander, un banco superlativo va a mantener a los 30.000 trabajadores del Popular. Eso no se lo puede creer nadie. Hay cientos de oficinas del Popular que están a menos de cien metros de alguna sucursal del Santander, y creer que se van a mantener las dos, y los empleados de ambas, es un delirio. Así es que habrá, por desgracia, regulación de empleo (ERE), los sindicatos tienen que estar preparados para lo que viene.

Por cierto, que si hay ERE, parte de los costes del mismo los asume la Hacienda Pública, por lo que sí que habrá desembolso de fondos públicos. Así es que, indirectamente, tampoco nos libraremos de que una operación entre bancos privados tenga un coste para todos.

En fin, parece que accionistas ya están organizándose para plantear denuncias ya que han sido vilmente engañados por todas las instancias financieras, públicas y privadas, que hasta hace poco seguían diciendo que el Popular se recuperaría. De hecho propiciaron, sin que saltaran las alarmas, dos ampliaciones de capital que hicieron caer en las redes a más accionistas, cuando todo estaba perdido.

No, no se puede ser categórico. Hoy ya estamos viendo que no sólo eran las cajas, entidades públicas, las que han sido mal gestionadas. El Popular es un ejemplo de banco privado quebrado, y ojo con el Liberbank que parece que lleva el mismo camino.

Eso sí, al igual que las cajas de ahorro, sus directivos, después de hundir la entidad. se han jubilado o prejubilado llevándose unas limosnas nada despreciables. Por ejemplo, Ángel Ron, el presidente que hundió el banco, al marcharse hace tres meses, se ha adjudicado una pensión de 23 millones de euros. Vamos, un poco más de lo que cobramos cualquiera de la mayoría de los jubilados de este país “tan justo”.

Salud y Republica

09 junio 2017

Montoro, un tramposo sin decoro

Ahí le tienen. Tan tranquilo, dispuesto a reírse de todos nosotros y de hacer lo que le venga en gana, aunque sea ilegal. Este es el administrador de nuestro dinero público. Y así nos va. Siempre barriendo para casa, para los suyos, para sus amigotes.

Ahora, después de cinco años –ya le vale también al Tribunal Constitucional--, resulta que su famoso y despiadada “regularización de activos” –así y de otras formas la llamaba, sin mencionar la palabra amnistía— ha sido declarada inconstitucional. Y él tan campante.

Un tipejo deleznable capaz de engañar al más ‘pintao’, aunque sea de forma ilegal. Éste es Montoro. Es imposible pensar que fue un error. Este Partido Popular que tiene a su merced multitud de abogados del Estado, de sapientísimos jueces y de asesores legales no se equivocó, actuó a sabiendas de que estaba cometiendo una ilegalidad. Con su chulería habitual Montoro vaciló a los diputados de la oposición, engaño a los españolitos de a pié y demostró una vez más que forma parte de un clan que cree que este país es de su propiedad, y por lo tanto puede actuar como le venga en gana, por encima de leyes molestas.

¿Y ahora qué? Pues nada. Habrá un rifirrafe, para seguir igual. Montoro después de cometer su ilegalidad no dimitirá, apelará a sus compañeros diputados, que aplaudirán, y probablemente será reprobado, lo que, francamente, no sirve para nada. Ahí está el Ministro de Justicia, reprobado por el 60% del Congreso, ejerciendo como si nada, y haciendo más barrabasadas judiciales. Algo huele mal en nuestro ordenamiento jurídico, cuando las reprobaciones al gobierno se las pasan por las ingles.

Y Montoro no dimitirá ni de coña. Aquí paz y después gloria. Porque como quiera que en aras de la seguridad jurídica no se puede pedir a los damnificados que paguen el pastizal que gracias a Montoro y Cía. se han ahorrado, celebrarán gracias a su amiguete una juerga a nuestra costa. Mientras, nosotros a contemplar perplejos el espectáculo y a entregar la declaración del IRPF, no nos vayan a meter un puro. Porque ya saben ustedes que “Hacienda es lo primero” y que “Hacienda somos todos”, menos algunos.

¿Acaso no es inmoral, además de inconstitucional, lo que hicieron Rajoy y Montoro? Porque mientras que los demás estábamos apretándonos el cinturón hasta conseguir una cinturita de mírame y no me toques, y pagando todos los impuestos sin rebaja de ningún tipo, los amiguetes de Montoro se dedicaron, gracias a la amnistía, a traer su dinero de paraísos fiscales, lavarlo y a pagar un mísero 3% (la media de lo que se paga por IRPF es del 21%).

Ya me imagino cómo se estarán partiendo la caja, entre otros, los corruptos Rato, Bárcenas, Granados, Pujol, Fernández Villa, varios importantes empresarios y algún que otro narcotráficante. Vamos la flor y nata de la sociedad. Mientras usted y yo, ya saben, gente inferior que merece ser castigada: ¡a pagar! Faltaría más.

¿Y saben qué es lo que dice el PP? Que es una cuestión de forma, porque lo hicieron con un decreto-ley (fue así para evitar la bronca en el Congreso) y que hicieron lo que tenían que hacer. Ya lo ven, la confirmación de que están por encima de todas las instituciones, también del Tribunal Constitucional, ese que tantas veces les ha servido pleitesía y que en esta ocasión les ha dicho claramente, entre otras críticas, que esta amnistía: “en lugar de servir a la lucha contra el fraude fiscal, se aprovechan del mismo so pretexto de la obtención de unos ingresos que se consideran imprescindibles ante un escenario de grave crisis económica" Y a esto le llaman cuestión de forma. ¡Vaya cara más dura!

Salud y República

07 junio 2017

Atentados y elecciones en el Reino Unido

Mañana se celebran elecciones en el Reino Unido. La presidenta del gobierno, Theresa May, con la excusa del Brexit, convocó con un adelanto de tres años las elecciones generales del Reino Unido. La verdadera razón era que el partido conservador sacaba al partido laborista 18 puntos en los sondeos.

Hoy, la diferencia ha pasado de los dieciocho puntos de abril a menos de dos. El partido laborista, liderado por Jeremy Corbyn, amenaza a Theresa May quién asustada por esos sondeos ha decidido tomar acción y, después del atentado de hace cuatro días, viendo el daño que le podría producir este hecho en las elecciones, ha prometido tomar medidas contundentes contra el terrorismo. Y ha soltado un “basta ya”, como si hasta ahora no se hubiera hecho lo suficiente para prevenirlo e impedirlo.

En unas declaraciones incendiarias ha llegado a decir que si hay que disparar, se disparará, y que si los derechos humanos interfirieran en las medidas punitivas contra los potenciales terroristas, habría que cambiar las leyes. Un ejemplo claro de una “demócrata ejemplar!.

Lo que ocurre es que la Sra. May debe haber olvidado que ha sido ministra del Interior durante siete años, en los que, gracias a los recortes impuestos ha disminuido los recursos humanos --en casi 20.000 el número de policías-- y económicos, disponibles para la lucha antiterrorista.

El líder laborista Corbyn, apoyándose en estos hechos, ha pedido la dimisión de la presidenta. El exceso de la Sra. May, olvidándose de su responsabilidad al disminuir claramente las medidas antiterroristas en su periodo de gobierno, ha sido contestado por otro exceso, puesto que pedir la dimisión a tres días de unas elecciones generales no es sino un brindis al sol.

No sé si los atentados han sido pensados para influir en las elecciones, pero lo que está claro es que han echado leña al fuego electoral y la cosa está que arde. La Sra. May ha perdido el control y promete ahora más medios para la lucha antiterrorista –olvidándose de su actuación como ministra del Interior, donde los disminuyó—aunque sea en contra de los derechos humanos. Y es que tiene el miedo en el cuerpo al ver cómo se le acerca en las encuestas su adversario, y se ha visto obligada a reaccionar, con el fin de asegurar su victoria. Lo que ocurre es que esta reacción puede haberse vuelto en su contra, al recordarle su pasado ministerial.

A todo esto, hay que sumar a la Sra. May, la forma negativa en que se está desarrollando el post-atentado. Hoy, cuatro días después, no se sabe los nombres de los siete fallecidos, ni de muchos de los heridos. De forma incomprensible, el tiempo empleado en el reconocimiento de los asesinados es lamentablemente exagerado, y está llevando a las familias de los desaparecidos a una situación límite de difícil explicación.

La famosa policía inglesa, Scotland Yard, está quedando en evidencia. Hoy todavía, no se sabe qué ha pasado con varios desaparecidos, entre los que hay un español: Ignacio Echeverría, que tuvo la mala suerte de encontrarse fortuitamente en el sitio y el momento equivocado. Lo último que recuerdan sus amigos, es que con su patinete le vieron enfrentarse a los terroristas, y nadie sabe nada más. La familia sigue esperando angustiada que las autoridades británicas localicen a Ignacio, pero según parece y no se sabe por qué, tienen que seguir esperando. ¡No hay prisas! ¡Lamentable!

Salud y República 

05 junio 2017

El disputado voto del diputado 176

¡Qué desperdicio de apellido! De un hombre del siglo XVII culto y siempre crítico con el poder –D. Francisco— a un político del siglo XXI cicatero, demagogo y plegado al poder –D. Pedro—, un caso más que da la razón a aquello de que el hábito no hace al monje.

Mientras D. Francisco de Quevedo siempre fue crítico con el poder, D. Pedro Quevedo se pliega a él por un plato de lentejas. De una talla gigante a un enorme enanismo.

Otros lo hicieron por treinta monedas, hoy la traición parece que ha sido a cambio de 200 millones de euros. Eso sí, sin contar el Haber, muy superior a ese Debe. Porque los presupuestos de este año, injustos, precarios y sectarios han salido adelante ‘contra’ todos los españoles, incluidos los canarios, por votos como el de Pedro Quevedo.

El apoyo a los presupuestos significa una continuación en la línea que marcan desde Europa, Merkel y Cía. Manteniendo recortes importantes, una deuda que sigue aumentando y con graves carencias y desigualdades en las cuestiones sociales.

A cambio del voto 176, del Sr. Quevedo, Canarias irá incrementando su desigualdad con respecto a otras comunidades autónomas y sufrirá las mismas carencias previstas para el resto del país. Claro que podrá viajar entre islas con un mayor descuento y presumir de ello para obtener votos en las próximas elecciones.

Entre otras lindezas, en el presupuesto de este año, Pedro Quevedo, el 176, ha aprobado a cambio de esos 200 millones:

n     Incremento de un 7,7% del IRPF (el impuesto que pagan los asalariados)
n     Incremento del IVA, el 7,7% (que pagamos por igual todos los consumidores)
n     El gasto social aumentará el 1,7% (por debajo del 3% que será lo que crezca el PIB)
n     La inversión pública bajará notablemente en dieciséis CC.AA. (-2,7%), llegando a estar por debajo del -30% que en 2016 en las Comunidades de Asturias, Galicia, Castilla y León, Galicia, Valencia y Andalucía
n     La inversión en infraestructuras bajará un 21,2%
n     Los créditos destinados a políticas de desempleo bajan un 6,6%
n     El presupuesto en Sanidad aumentará un 2,3% y el de Educación un 1,7% (en ambos casos por debajo del aumento del IPC y del PIB)
n     La partida dedicada a las luchas por la igualdad de género sigue siendo la mitad de la de 2011
n     Para el desarrollo de la ley de la Memoria Histórica se sigue presupuestando lo mismo que en los últimos cinco años (cero patatero)
n     Los pensionistas han sufrido un aumento del 0,25% y los empleados públicos del 1% (en ambos casos muy por debajo de la inflación)

Es como si estas medidas presupuestarias no afectaran a Canarias, algo falso. Porque el Sr. Quevedo a cambio de viruta, ha aprobado más desigualdad, más recortes, más indignidad, claro que parece que él ha cumplido. Ha visto su nombre en mayúsculas en los medios de comunicación, sin importarle nada más. Y eso que se proclama socialista y votó en contra de la investidura de Rajoy.

Por cierto es una buena oportunidad para que el nuevo PSOE, capitaneado por Sánchez, le lea la cartilla y aparte a esa formación, Nueva Canarias, de los acuerdos con su partido. Recordemos que iban en la misma lista y que hoy, este ‘socialista canario’ ha permitido aprobar los presupuestos de la vergüenza. Sin embargo, hasta ahora ni Sánchez ni ninguno de sus compañeros ha alzado la voz contra este individuo, cuando debería haber roto los acuerdos y despotricado contra esta formación canaria, servil y traidora.

Habría que ver cómo estarían en el PSOE si alguna formación de Unidos Podemos, distinto del partido Podemos, como La Marea o Izquierda Unida o Compromis hubieran votado algo distinto en algo tan importante como los presupuestos. Pero claro, ellos están acostumbrados a votar según conveniencias, basta recordar lo que pasó en el pleno en el que permitieron la investidura de Rajoy.

Salud y República 

03 junio 2017

Y la Iglesia sigue con sus trolas sectarias

Mientras que los Cañizares de turno siguen criminalizando la homosexualidad o el aborto, desde sus tribunas, e incomprensiblemente a alcaldes como Kichi, de Podemos, les da por otorgar una medalla de honor a una virgen, la Iglesia Católica cabalga a sus anchas.

Los homosexuales proceden de familias desestructuradas, dicen y se quedan tan panchos, contrariando lo que dice su jefe el Papa Francisco. Pero les da igual, muchos jerarcas católicos de este país son más papistas que el Papa.

Y es que en vez de practicar aquello de ‘dar al Cesar lo que es del Cesar y a Dios…’ su afán totalitario les lleva a meterse en charcos de forma gratuita, eso sí, con el apoyo del gobierno, también con la pasividad del PSOE (que no ha movido un dedo para denunciar en cuarenta años los acuerdos con la Santa Sede) y últimamente con algún podemita alucinado por la Virgen del Rosario, siguen estando en el candelero con declaraciones y actuaciones sectarias y propias de un Estado Católico (Nacional-Católico) y no Aconfesional.

Lo último, si no fuera porque la cosa es seria y puede haber quien se lo crea, sería para partirse de risa. Me refiero a la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia Católica en España. Esta Iglesia, con aquello de que la fe es lo importante y lo que mueve montañas, se aleja constantemente de la razón, dejando que su mente calenturienta siga más en la alquimia que en la física, en la astrología que en la astronomía, en el curanderismo que en la medicina, en la Inquisición que en la Justicia. Ellos son así. La razón es algo secundario, lo importante es creer. Los datos no son sino obstáculos en su camino al más supino sectarismo y por lo tanto no son importantes. Lo importante es lo que ellos –los prebostes católicos españoles— piensen, digan o hagan.

Es curioso leer esta memoria anual, porque es un informe donde no hay datos, sino opiniones, donde se aseguran cuestiones que no se demuestran y donde las falsedades, en aras de una autoridad --para quien se la crea— investida por ellos mismos, los obispos se crecen hasta llegar a afirmar cuestiones indecorosas, perniciosas y falsas.

Por ejemplo, este informe asegura que ‘la formación católica en los colegios genera grandes beneficios, como reducir la criminalidad, las diferencias sociales y mejorar la salud’. Eso sí, sin un mal dato, ni tan siquiera falso, que confirme esa realidad.

No me dirán que no es de coña. Cómo se obtiene el dato de reducir la criminalidad, y cómo el de la disminución de las diferencias sociales. Y qué me dicen de la mejora de la salud. ¡Qué barbaridad! ¡Qué insensatez! ¡Qué irracionalidad más irracional!

Por si lo anterior fuera poco, se empeñan en decir que la Iglesia aporta mucho más de lo que recibe de recursos públicos. Hay que tener jeta. No sólo nos mienten sino que además nos vacilan. Después de que la Iglesia recibe, según Europa Laica, 11.000 millones de euros anuales, quieren hacernos creer que ellos aportan mucho más (hablan de un 138% más, no me dirán que no es manipulación absoluta).

No se conforman con nada. Están acostumbrados a recibir y a poner el cazo y a decir que ellos devuelven más. Tenemos un ejemplo clásico, el de Cáritas, ahí están esos obispos que no hacen sino defender a Cáritas como algo suyo y resulta que lo que la Iglesia subvenciona a esta ONG es el 2,5% de su presupuesto. Eso sí, presumen como si fuera el 100%.

Cuentan medias verdades o falsedades plenas y las repiten, ya conocemos esa táctica. Pero ahí siguen, cada vez con menos seguidores, con menos vocaciones pero mantienen su influencia gracias a los recursos públicos que nos quitan. Y el Laicismo lejos, todavía lejos de nuestras instituciones.

Salud y República 

30 mayo 2017

Moix. Un fiscal con paraíso fiscal

Fiscal al cuadrado. Lo es de oficio y lo es por ser dueño de una sociedad en un paraíso fiscal. Todo muy fiscal. Y más si dicho personaje es el encargado de luchar, en nombre de todos los ciudadanos españoles, contra la corrupción.

Nunca ningún fiscal anticorrupción había salido tanto en los papeles. Es más, la mayoría de sus antecesores han pasado por ese puesto de forma desapercibida. Sin embargo, el tal Moix, desde antes de ser nombrado Fiscal anticorrupción ya era famoso. Famoso por ser favorito de peperos de pro como Zaplana y el expresidente encarcelado Ignacio González.

Luego ha venido todo lo demás. Desde sus actuaciones ventajosas para los implicados en el caso del Canal de Isabel II –Moix, que entonces era fiscal general de Madrid, aseguró que no existía indicio alguno que permitiera la más leve sospecha--; una broma corrupta que ahora se está valorando en unos cuantos millones de euros y que han dado con los huesos de González en la cárcel, y que para Moix no existía. Más tarde, quiso parar un registro contra el expresidente, y lo evitaron los fiscales del caso. También relevó a fiscales en Murcia porque procedían contra Pedro Antonio Sánchez, hoy doblemente imputado, al que defendió y sigue defendiendo. Por todo lo anterior, por unanimidad de toda la oposición, tanto él como su jefe el Fiscal General del Estado y el Ministro de Justicia han sido reprobados por el Congreso de los Diputados, aunque sigue en su puesto, a pesar de que cada día levanta más sospechas y se sabe más sobre sus dudosas actuaciones.

La última de Moix es lo que ha descubierto Infolibre. Tiene un 25% de propiedad de una sociedad off-share en Panamá. Lo que le faltaba. Resulta que a todo lo anterior, que ya es suficiente para que se marchara, hay que sumar que nuestro gran jefe de la lucha contra la corrupción es copropietario de una sociedad en paraíso fiscal que tiene un chalé de lujo en Collado Villalba.

La sociedad la abrió su padre en 1988 y una hermana del fiscal Moix actuó de apoderada. Esta sociedad con la propiedad del chalé pasó a los cuatro hermanos, a la muerte del padre, en 2011. Hoy, sigue abierta. Pues bien, este personajillo de tres al cuarto nos quiere hacer creer que él y sus hermanos no sabían nada hasta que murió su padre hace seis años, cuando se ha probado que su hermana ya actuó como apoderada hace 29 años. Y va más lejos. Cuando se le pregunta por qué, una vez conocida que esa propiedad heredada tenía su base en Panamá, no se cerró, este elemento aduce que es muy caro cerrar una sociedad así, y que alguno de sus hermanos no ha tenido fondos para hacerlo.

Una milonga de tres al cuarto. Según investigaciones de Infolibre, cerrar una sociedad en Panamá puede costar como mucho 400 euros. O sea, 100 por hermano. Y el fiscal del paraíso fiscal nos quiere hacer creer, mintiendo una vez más, que en más de cinco años no han tenido 400 euros para cerrarla. Nos miente y nos cree gilipollas. Lo primero lo puedo entender si es para defenderse –los acusados tienen derecho a defenderse como sea--, pero llegar a decir una estupidez de tal calibre es propia de un descerebrado o de un individuo que cree tener toda la impunidad del mundo. De hecho Rajoy, como siempre hace, le ha dado su confianza –lo que hizo con Fabra, con Matas, con Bárcenas, con…--
Al PP le importa un bledo que la Justicia se degrade, se hunda en la miseria, si el precio es salvarse como sea, con trampas, con mentiras, con desvergüenzas, con delitos.

¿Hasta cuándo tendremos que soportar tanta villanía, tanta corrupción, tanta inmoralidad, tanto peperismo lamentable? Desgraciadamente hasta que sus votantes quieran, y parece que todo esto, y lo que venga, les parece bien.

Salud y República


Si deseas que el fiscal Moix dimite, firma aquí, ya van casi 150.000 firmas

26 mayo 2017

El PP moldea y manipula la Justicia hasta límites insospechados


Se veía venir, y lo que te rondaré morena. El PP, ese partido corrupto, necesita de ayudas judiciales para que sus asuntos turbios queden en el limbo o se blanqueen como hacen con el dinero.

Ya sabíamos que la Justicia no es libre. Sabemos que está marcada por el dedo del partido que sostiene el gobierno. La elección de los jueces en las instancias máximas así lo ha acreditado desde hace cuarenta años.

Sin embargo, el PP ha conseguido un “todavía más difícil” y su situación judicial le ha llevado, por todos los medios y con su desvergüenza acostumbrada, a invadir el ámbito judicial, haciendo que todos los cargos de alta instancia que se nombren, sean de su bando, cueste lo que cueste.

Después de que tanto el ministro de Justicia, como el fiscal general del Estado y el fiscal anticorrupción hayan sido reprobados por el Congreso por sus actuaciones deleznables a favor del PP, inmiscuyéndose en las instrucciones judiciales para parar la corrupción y demostrando una parcialidad lamentable, han ido más allá. Los peperos, con Rajoy a la cabeza han tenido que aceptar esa reprobación, aunque no haya dimitido ninguno. Es más, ha continuado la juerga del ventajismo en la Justicia, con una impudicia e indecencia nunca vista.

Lo último ha sido los nombramientos de Concepción Espejel (Concha para Cospedal) y Enrique López (aquel miembro del CGPJ, puesto por el PP, que tuvo que renunciar al pillarle conduciendo una moto sin casco y borracho) como presidenta de la Sala de lo Penal y miembro de la Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional, respectivamente. Ambos jueces han sido recusados en más de una ocasión por sus compañeros en aras de una parcialidad pepera total y, sin embargo, son los elegidos para que puedan parar, desviar, entorpecer, obstaculizar todas las causas en marcha que están en la Audiencia Nacional. Léase: Gürtel, Púnica, Bankia, Lezo, etc.

Y es que Rajoy ya ha traspasado los límites de la indecencia y piensa aquello de: “Ande yo caliente, ríase la gente” o “Dame pan y llámame tonto”. Rajoy podrá decir, teniendo yo controlada la Justicia, digan y hagan lo que les dé la gana, a mí plim.

La invasión en las instancias judiciales es tal que está conllevando a una degradación intolerable. La corrupción no es sólo robar, también lo es manipular, desvencijar, desmembrar y pervertir las instituciones del Estado, como lo está haciendo el PP.

Mientras Montesquieu escupe fuego en su tumba, Rajoy se ríe de los españoles a sabiendas de que el camino judicial elegido le salvará de sus desmanes, sólo con una orden telefónica. Y es que la Justicia ha quedado hecho añicos y D. Mariano tan feliz, ya saben lo majo que es.

Salud y República

24 mayo 2017

PSOE: Los rescoldos de un terremoto

El triunfo de Pedro Sánchez ha causado un terremoto en el PSOE. Los susanistas no lo esperaban ni de coña. Ellos siempre han despreciado a la militancia y se han creído por encima de ella, esperando que siguieran a sus dioses como ovejas a su pastor.

Si el vencedor ha sido claro, los perdedores lo han sido todavía más. Desde una generación anterior, capitaneada por Felipe González, y todos los prebostes de su época, hasta los barones actuales, pasando por la gestora y los traidores, han sido vapuleados por los militantes y les cuesta hacer la digestión del resultado.

De las momias decir que se han tenido que tragar sus palabras y volver al argumento de la unidad, a pesar de que lo hayan hecho con cara de estreñidos. Incluso alguno ha dimitido. Es el caso del exministro Corcuera, claro que es uno de aquellos que podía, sin desentonar lo más mínimo, haber pertenecido al PP. Algo similar a lo que se podría decir sobre Abel Caballero, Pepe Bono, Paco Vázquez o Juan Alberto Belloch. Cualquiera de ellos podría estar junto a Rajoy e incluso pasarle por la derecha, La dimisión de Corcuera ha sido una buena noticia para Sánchez, recordemos que el primer ataque que se hizo a la libertad de expresión, anterior a la ley mordaza, fue la famosa ley de la patada en la puerta, que Corcuera, siendo ministro del interior propuso sin rubor y con convencimiento.

De los barones, ¡ojo! El que más y el que menos ha manifestado su apoyo a su nuevo secretario general, pero del dicho al hecho… De facto, tanto Andalucía como Aragón han rechazado ir con listas conjuntas al Congreso de junio, lo que significa que quieren imponer sus propuestas, aunque corran el riesgo de que la cosa salga rana. El hombre triste de Asturias, como el barón extremeño o el de Valencia han reaccionado bien, al menos lo parece, pero ojo con García-Page de Castilla-La Mancha, quién, aunque ha aplazado su decisión, insiste en que dependerá del próximo congreso su situación personal; cómo se nota la herencia de Bono. Por cierto, las maniobras que está haciendo y hará Susana son propias de mala perdedora, pero sin duda se debe a que sabe que su poder ha quedado limitado a Andalucía y no termina de admitir que se ha quebrado definitivamente su salida a la escena nacional. Ahora parece que prefiere “descoser”.

Qué decir de la gestora. Que, afortunadamente, le quedan días. Esa es la mejor noticia. Nunca había visto, en ningún partido político, una dirección que se hubiera escorado tanto hacia uno de los candidatos (candidata) con tanto entusiasmo, empeño, desvergüenza y poco tino.

De los traidores, podríamos hablar de Patxi López que ahora vuelve al No es No, cuando estuvo con Sánchez y al final se abstuvo, facilitando la presidencia a Rajoy. Sin embargo, el hecho de haberse quedado entre los otros dos candidatos, le ha dado la posibilidad de obtener algún puestecillo de importancia, a cambio de su apoyo en el próximo congreso. Caso aparte es el de Antonio Hernando quien, en un filibusterismo único, fue capaz de defender ideas contrarias y se paseó en el Congreso de los diputados, como portavoz, tanto con Sánchez como con la gestora. Un caso que le ha obligado a dimitir, ante el anunciado cese que le había anticipado Sánchez. Otro escollo menos.

En fin, un nuevo PSOE parece ponerse en marcha. Esperemos que las interferencias a la voluntad de la militancia no vuelvan a producirse y que de verdad, como parece defender su nuevo líder, se alinee en la izquierda, algo imposible si hubiera ganado Susana con sus momias, sus barones, la gestora y los traidores. Al menos queda un hálito de esperanza. Ojala que cumplan su objetivo y junto a Unidos Podemos sean capaces de desbancar del poder al partido más dañino y corrupto que se conoce.

Salud y República

21 mayo 2017

En el PSOE ha ganado la militancia

No soy del PSOE, pero estoy contento. No es que espere mucho de Pedro Sánchez, pero desde luego es positivo que Susana Díaz no haya ganado. La han batido por goleada. Y eso se debe a un principio democrático, los militantes han ganado a las momias de otros tiempos y a los barones y a la dirección de hoy, que con descaro y desvergüenza han apoyado a Susana Díaz.

Ver cómo pierden los poderosos es siempre un gusto. Y la poderosa era Susana Díaz. De Pachi mejor no hablar, simplemente recordar que cuando ha tenido puestos institucionales de importancia ha sido con el apoyo del PP.

Hoy Pedro Sánchez –tendrá que demostrarlo— ha representado al ala izquierdista del PSOE. La derrota ha sido para los González, Guerra, Rubalcaba y demás momias decimonónicas. Ha ganado el NO es NO.

¿Dónde están todos esos que han defendido a Susana y para ello han llegado a vejar a Pedro Sánchez? Los mismos que han dado la presidencia del gobierno al partido corrupto.

Hablo del alcalde de Vigo, que no tenía duda de que iba a ganar su lideresa y despreciaba a Sánchez, o del presidente de Aragón, ese individuo que ha insultado a Pedro Sánchez y que le ha infravalorado hasta el infinito. Y qué decir de García Paje que ha llegado a amenazar con irse si no ganaba Susana. Ya verán como no se va, todo pose y chantaje.

Debe joder bastante que en Extremadura, en el País Valenciano o en Castilla La Mancha haya ganado Pedro Sánchez, a pesar de que los secretarios generales del PSOE de esas comunidades, a la vez presidentes de las mismas, hayan abiertamente defendido a Susana Díaz. Por cierto, una mención especial a esa triste gestora que ha actuado como nunca debe hacerlo una dirección, apoyando descaradamente a uno de los candidatos, que además ha perdido. ¿Qué esperan para largarse?

Y el papelón de González ¿qué? Claro que éste ya está chocho y más derechizado que nunca. En fin, parece, todavía no son oficiales los datos definitivos, que Sánchez ha ganado en todas las CC.AA. menos en Euskadi –bastión de López— y Andalucía.

Los prebostes obsoletos, los barones susaneros y la gestora han probado el polvo, y es que no se lo creen, ellos que se piensan que son el PSOE (todo lo demás simple añadidura), han visto cómo los militantes les han aplastado. Por cierto un recuerdo in memoriam a uno de los grandes traidores: Antonio Hernando, que pasará a mejor vida política.

Los militantes han hecho valer su deseo y han castigado a los que hicieron dimitir a Sánchez, demostrando que el precio de saltarse a las bases es la derrota y avisando de que lo que ocurrió en Octubre pasado no puede volver a pasar.

Son necesarios cambios en el PSOE, que no pueden esperar. Y que se vayan preparando los barones sabihondos que tanto han atacado a Sánchez y que han perdido en sus comunidades.

Esperemos que Sánchez, sin dar tumbos, incline a su partido hacia la izquierda y se alíe con Unidos Podemos para echar a Rajoy y su partido corrupto del gobierno del país.


Salud y República

20 mayo 2017

Rajoy comparecerá ante la Justicia en plasma, a finales de julio, por razones económicas

¡Ideal! ¡Mejor imposible! ¿Qué decir de la fecha? El 26 y 27 de julio son días magníficos para estar de vacaciones. Así que desde la playa o la montaña, o incluso desde algún lugar en el extranjero, habrá que estar atentos a lo que dice el gran capo, nuestro padrino pepero.

Y es que es difícil que cada vez que hablan no nos tomen el pelo. Lo del PP es de traca. Dicen que el pobre presidente no tiene fecha para comparecer otros días. Está muy atareado. Su agenda internacional –recordemos el prestigio que D. Mariano tiene en las altas instituciones mundiales— le ocupa día a día hasta finales de julio. Su consejo es imprescindible, así lo consideran los mandamases de todos los países.

Pero lo que es de coña, de tomadura de pelo, son las razones que dan para no asistir y pedir comparecer por plasma. Podía haber decidido asistir a la Audiencia Nacional, que es lo que hacen los simples ciudadanos –claro que en el caso de Rajoy es difícil clasificarlo como tal--, o podía haber decidido que se desplazara el tribunal y los actores de la causa a Moncloa, pero claro eso sería un bochorno, al verse interrogado en la casa del primer mandatario del país.


Pues bien, la razón que da el presidente es que son cuestiones de seguridad. Su seguridad costaría grandes recursos al erario público. O sea, conducirle hasta la Audiencia en coche escoltado (por cierto, como va siempre) y marcarle el camino con fuerzas del orden público es muy caro. Para troncharse si no fuera por que es serio.

¿Cómo pueden desde Moncloa mofarse de esta manera de los ciudadanos? Ahora resulta que el dispendio que supone el traslado de Rajoy a San Fernando de Henares (16 Km), o los actores de la causa a Moncloa, es un gasto que no se puede asumir. ¿De qué hablamos?

¿Estos peperos sabe cuántos millones de euros están robando sus colegas corruptos en las causas abiertas? Además, es de suponer que el coste de escolta y seguridad del presidente del gobierno es algo ya previsto, vaya donde vaya, y supongo que su cuantía no desviará el déficit anual.

En fin, cada día es más necesario que esta banda criminal se vaya por el bien de todos. Mienten, juegan con ventaja, corrompen las instituciones y se forran con el dinero público.

Ahora resulta que el problema es económico. ¡Vaya cara dura! Está claro que lo que no quiere es enfrentarse con una foto poco agradable, donde haya gente que le increpe como ha pasado con otros actores de la corrupción. Esa es la razón.

Y luego dirán que no hay motivos para una moción de censura. Ahí quedan los que directamente como Ciudadanos –que lo demuestra a cada momento— o indirectamente como el PSOE –que inventa excusas— acordaron aliarse para que Rajoy fuera presidente y ahora lo seguirán manteniendo.

Salud y República

16 mayo 2017

¿Quién perdió el debate del PSOE?

Nada nuevo bajo el sol. No hubo sorpresas en el debate. Los dos grandes se atacaron y demostraron la división del partido, y el del centro se apuntó a mantenerse en su sitio, con ciertos apoyos a la presi andaluza. Hay todo tipo de opiniones sobre quién ha sido el vencedor. Inútil, difícil que este debate haya decidido nada. Las espadas siguen en alto.

Sin embargo, sí que hay algo sobre lo que casi nadie habla y que es necesario sacar a relucir. ¿Quién ha perdido? Ahí sí que hay un perdedor claro: la dirección del PSOE. Esa dirección provisional que ha actuado con totalitarismo desde el primer momento y que se ha inclinado totalmente al lado de Susana Díaz, esa gestora que en ningún caso ha tratado de unificar, como era su obligación, sino de tratar de servir a su reinona. Esa dirección es quien ha perdido el debate y quien ha puesto en dificultad a su partido.

Ha sido la dirección actual la que se cargó a Pedro Sánchez –recordemos que fue elegido por los militantes--, la misma que ha dado la presidencia del gobierno a Rajoy con su abstención, a pesar de que en la campaña electoral el ‘No es No’ era el paradigma, la misma que ha jugado sucio, una gestora que no está siendo neutral, que ha ayudado, junto a los barones y antiguos dirigentes, a colocar en el trono a su amada lideresa. La que ha creado las condiciones de una confrontación irreversible.

Una dirección dirigida por un líder gris y tristón que no ha hecho sino seguir leyendo el guión que le preparó su presidenta andaluza. Ahí sí que ha quedado claro quién ha perdido, y no sólo el debate, también el rumbo. Porque era quien debería haber trabajado y luchado por coser (ese verbo que tanto le gusta a Susana Díaz) y sin embargo se ha dedicado a postular a su candidata y a actuar con un sectarismo impropio de una dirección de un partido.

De la crisis socialista seguramente hay muchos que tienen culpa, pero quién claramente ha fracasado por no conseguir –ni siquiera lo ha intentado— aunar las distintas voces ha sido esta gestora traidora que ha demostrado cómo no se debe actuar. Lamentablemente ha sido ayudada por grandes barones y por antiguos dirigentes que no han querido que el PSOE cambie de rumbo, y que ha entendido que defender a Susana Díaz era seguir ayudando a ese bipartidismo que tantos réditos ha dado a su partido, por encima de mantener una ideología de izquierdas. La misma que está apoyando la Gran Coalición para que no cambie nada y poder seguir perpetuando sus propios beneficios, como las puertas giratorias, los cargos institucionales o sus influencias internacionales.

Por cierto, es verdad que Sánchez perdió seis puntos en las elecciones generales, pero presumir de que Susana Díaz ha ganado las elecciones en Andalucía –lo que es cierto--, cuando lo ha hecho perdiendo cuatro puntos y dejándose 460.000 votos en el camino, no deja de ser: ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el suyo.

Sin duda, la responsabilidad mayor de una fractura predecible es la de esa gestora que ha antepuesto su espíritu sectario a su obligación: la neutralidad.


Salud y República

11 mayo 2017

Rajoy: “El plasma soy yo”

Pues sí. He escrito plasma, aunque podría haber escrito plasta. Pero no, en esta ocasión hablo del amor que el presidente del gobierno tiene a comparecer por plasma, ese método que ha utilizado en varias ocasiones desde 2013 y que le permite vacilar al personal sin estar presente.

Para empezar, la buena educación dice que un personaje de tamaña importancia debería comparecer presencialmente siempre. Pero claro, hasta la educación pepera es distinta y tiene sus matices, que se lo cuenten a algunos de sus adláteres como Rafa Hernando o Pablo Casado, entre otros.

Tanto le ha gustado el plasma que se identifica con él, y ayer el Partido Popular ha decidido pedir a la Audiencia Nacional que la comparecencia pendiente de Rajoy por la Gürtel sea en plasma. Su forma preferida, la que domina.


Sí, porque podrán dar excusas, que si su agenda (¡pobrecillo!, no tiene tiempo. A ver si le quieren quitar de leer el Marca para ir a declarar, ¡sólo faltaba!), que si su seguridad (como si asistir a la Audiencia Nacional fuera muy peligroso). También hablan de posible alteración del orden público. Vamos que están cagados, pensando lo que ocurrió con la entrada de Rato o de otros prebostes del PP, donde la gente les llamó de todo, menos bonito.

Pero claro, eso al presidente del gobierno no se le puede hacer. Él está por encima de todo y todos, sólo faltaba que cuatro perroflautas le increpasen a la entrada o la salida. Eso se queda para los demás. Él tiene inmunidad e impunidad. ¡Sólo faltaba!

Decían que las intervenciones de plasma que ha tenido desde 2013, se debían a que no soporta a los periodistas. Pero ahora, está claro que tampoco soporta a los jueces, al menos a los que él no maneja. No hay nada como el plasma, y si la cosa se pone fea, falla la corriente y plas, se acabó. Además tiene grandes ventajas, las posibilidades de intercambiar documentos y pruebas queda anulada y siempre puede, como ha hecho en otras ocasiones, colocarse delante de un póster del PP y hacer publicidad gratuita.

La afición de Rajoy al plasma es única. Hasta que llegó, ningún presidente había utilizado esa técnica para zafarse de los medios de comunicación y de la Justicia. Claro que hasta ahora tampoco ningún presidente del gobierno había sido citado para declarar en la Audiencia Nacional.

Y eso que se le había dado la posibilidad de que jueces, acusadores y defensores, con el fin de evitar que fuera a la AN, se desplazaran a su despacho. Pero no, el presi ha decidido que lo suyo es el plasma, y que no quiere dar la jeta, no vaya a ser que se la partan.

Tanto es así que lleva una semana despertándose –según comentan sus allegados— con un grito de guerra que asusta en Moncloa: “El plasma soy yo” Y para entrenarse desayuna en su habitación, mientras que el resto de su familia lo hace en el comedor, contemplando al gran amado capo, eso sí, por plasma.

Salud y República

09 mayo 2017

Los González, los Pujol y los Soprano, primos hermanos

Ahí están, las mafias familiares en España están de moda. Y si no que se lo digan a los Pujol y a los González, donde la implicación de casi todos los miembros de sus familias es algo indiscutible.

Todos sabíamos que González olía mal. Que lo de las bolsas llenas de …  en Barranquilla, que lo de su ático en Marbella o lo de la gestapillo, incluso mosqueaban cosas del Canal, pero lo que no llegábamos a intuir era que la familia, casi en pleno, se había convertido en una mafia cuyo objetivo era enriquecerse hasta la saciedad, cayera quien cayera y con una pretendida impunidad propia de un pepero de pro. Otro caso más del partido del gobierno, de eso que dicen que son casos aislados.

Bueno pues ahí tienen ustedes a Ignacio González y su hermano Pablo en Soto del Real, y a su esposa y a su cuñado imputados. Por cierto, parece que la otra hermana que falta, que es diputada y portavoz adjunta del PP en la asamblea de Madrid, está a punto de ser investigada también. Un clan familiar que actúa como la mafia, donde el padrino es Ignacio González.

Y es de notar algo sorprendente. Como he anunciado en el párrafo anterior tanto Nacho como Pablo González están en Soto del Real, pero además en la misma celda. ¡Magnífico! Es algo incomprensible. Salvo que se les ponga juntos con el fin de que preparen una defensa precisa y única para los dos, y además planifiquen su futuro, quien sabe si para seguir actuando criminalmente. Es incomprensible la decisión de Instituciones Penitenciarias. Resulta que cuando de presos de ETA o de clanes u organizaciones criminales se trataba, siempre se ha dicho que lo mejor era separarles para que no pudieran confabular contra el Estado y, sin embargo, en este caso se hace lo contrario. ¿Hay quién lo entienda?

Y qué decir de los Pujol. Un matrimonio con siete hijos y sólo se salva uno de ellos. Los demás están siendo investigados y se habla de que han movido entre 3000 y 5000 millones en paraísos fiscales. Un tipo como el “molt honorable president de la Generalitat” y su familia han formado una mafia cuyo objetivo ha sido forrarse a millones. Y todo ellos bajo el auspicio de Marta Ferrusola que --cómo hemos sabido por un escrito suyo, era la madre superiora de Cataluña— actuaba dando órdenes al banco, como la reina madre, como “la madrina”, donde su marido ponía el nombre y su hijo mayor era el depositario de los efectivos familiares robados.

En fin, parece que se está poniendo de moda las sagas familiares criminales, ya había antes algunos ejemplos menores como el de los Cotino en la Comunidad Valenciana o el de los Baltar en Ourense, pero lo que ahora se está conociendo bate récords históricos, aunque siempre, en este país, estamos dispuestos a superarnos.

Suma y sigue. La impunidad ha campado por sus lares y la conexión criminal político-empresarial ha llegado a extremos alarmantes. Y quién sabe qué nos espera mañana. La utilización de la política para beneficio propio se ha convertido en algo bastante corriente.

Y aquí lo dejo. Podría seguir, pero el miedo es libre y no quiero despertarme mañana al lado de una cabeza de caballo.

Salud y República

04 mayo 2017

Y Rajoy habla euskera en la intimidad

Me lo temía. Un presidente que no tiene ni idea de inglés y que habla un castellano rotundo del siglo XVIII, rimbombante, atolondrado y siseante, es capaz de hablar un idioma tan difícil como el euskera. ¿Quién lo iba a decir?

Mucho estado centralista pero a los peperos las lenguas autonómicas se les da de miedo. Aznar, en su momento, habló catalán. Hoy, Rajoy ha hablado euskera. Eso sí, a precio de oro y con cuenta a los presupuestos del Estado, o sea pagado por todos los españoles. Así cualquiera.

Este partido. que se ha entregado a un intercambio típico de mercadillo de tercera, ha conseguido comprar votos y así mejorar a los que más tienen a costa de las comunidades más pobres. Eso es lo suyo. A pesar de sus principios --ese rechazo que siempre han demostrado hacia las comunidades históricas, a las que siempre han repelido, y en las que nunca han conseguido hincar el diente de los votos--, no ha tenido el menor reparo de comprar su voluntad. Por cierto, valga también a la inversa. Ese PNV que tanto ha estado criticando al PP, hoy, con el bolsillo lleno habla de estabilidad y de oportunidad. Más bien habría que hablar de oportunismo barriobajero.

Los cinco votos del PNV nos van a salir a todos los demás por un pico. Tanto hablar de que defienden la igualdad entre todos los españoles y resulta que les importa un pito, y lo que hacen es aumentar la desigualdad a costa del erario público.

Si ya el concierto vasco es, de por sí, discriminatorio en relación con el resto de comunidades, ahora resulta que el cupo que pagan, que les era muy favorable, se quedará en una propina, porque al parecer la cuota baja a la mitad. Si antes era discutible, ahora es algo muy injusto. De un cupo de unos 1600 millones que debería entregar Euskadi a la Administración Central, la cosa se va a quedar en unos 800.

La comunidad más rica del Estado, la vasca, mañana lo será más a costa del dinero que podría ir a otras más pobres, como Canarias, Extremadura, Galicia o Andalucía. Pero claro, hay que aprobar el presupuesto y ayudar a los más ricos. Por otra parte, nada anormal, es lo que vienen haciendo en todos los estamentos. De ahí que las desigualdades, en cualquier instancia, hayan aumentado hasta límites inaguantables, y, al parecer, lo que te rondaré morena.

Claro que esto no es romper España, es simplemente hacerla añicos. Aquí no pasa nada, si alguna otra Comunidad se ha atrevido a pedir más para poder desarrollar sus competencias, se la ha tratado de insolidaria, de egoísta. Pero claro si se trata, de Euskadi hoy, se trata de un ejercicio de responsabilidad y de dar estabilidad. ¡Vaya jeta!, por ambas partes.

Del PP, qué más decir, todo ha quedado aclarado. Ciudadanos, que tan reacio se ha mostrado siempre al cupo vasco, tendría que explicar por qué traga cuando el problema se agudiza. Pero no hay problema, ellos están para lo que están. Ni quitan ni ponen rey, pero ayudan a Rajoy.

Al PSOE que insiste en hacerse el digno y critica los presupuestos, habría que recordarle que Rajoy es presidente por su abstención y que además se van a aprobar los presupuestos con el voto de uno de los suyos, Pedro Quevedo, que aunque sea de Nueva Canarias se ha presentado en su lista. Y no vale aquello de que no es del PSOE. Porque, ¿qué dirían si alguien de Compromís, de Izquierda Unida o de En Marea votara diferente a Unidos Podemos en algo tan importante como los presupuestos?

Basta ya de mentiras. El PP ha conseguido aumentar la gran coalición. A su partido, más Ciudadanos y el PSOE, acaba de añadir al PNV.

¿Alguien tiene algo que decir sobre la corrupción y la desigualdad? ¡Ah! Que eso no es importante. Que eso no toca. Lo importante es la estabilidad (de la corrupción y la desigualdad). Y la moda: hablar Euskera en la intimidad.

Salud y República